Mente y emociones
Motivación, el motor de nuestros actos
Todos buscamos esa chispa que encienda nuestras ganas de hacer esas cosas que aveces nos da pereza hacer. Te contamos cómo conseguir la motivación necesaria para alcanzar el éxito personal.
Escrito por Dra. Vanesa Fernández López, Psicóloga, especialista en emociones

Efectos de la motivación en nuestra vida cotidiana

Estar o no motivados es fundamental en el resultado que obtendremos en diferentes ámbitos de nuestra vida cotidiana:

  • Motivación laboral: existe una alta relación ente motivación y productividad. Herzberg propone que para que exista motivación laboral se deben conjugar “factores higiénicos” (relación con el supervisor, condiciones de trabajo, sueldos, relación con los compañeros, relación con los subordinados, estatus y seguridad) que evitan la insatisfacción laboral y “factores motivadores” (logro, reconocimiento, interés, responsabilidad) que aumentan la satisfacción y la productividad. La falta de motivación en el trabajo se encuentra entre las causas más comunes de síndromes como el burnout o síndrome del desgaste profesional u ocupacional.
  • Motivación escolar: en el colegio la motivación es un aspecto clave para facilitar el aprendizaje. Para obtener buenos resultados académicos el alumno debe poseer motivación y habilidad. La motivación influirá en las intenciones, metas, percepciones y creencias del alumno. En su motivación influirán por un lado factores externos (profesor, compañeros y características de la tarea) y personales (conocimientos, destrezas, auto-conceptos, metas, etcétera). Todo ello influirá también en la motivación para estudiar del alumno.
  • Motivación deportiva: en el deporte la motivación guarda una estrecha relación con el rendimiento y las expectativas. En ella influye enormemente la percepción de autocontrol de la situación basada en la interpretación de los éxitos y fracasos pasados (ha dependido de mí vs. dependen de los otros). Cuando un deportista siente que haga lo que haga los resultados serán independientes de su conducta, su nivel de motivación y, por consecuente el de su rendimiento, descienden.

Factores que influyen en nuestro nivel de motivación

La motivación es resultado de la interacción de diversos factores, que influirán en nuestras ganas según el área específica de la que estemos hablando (laboral, escolar…). Sin embargo, algunos factores aparecen en todas ellas. Entre los más importantes encontramos:

  • La valencia: valor que ponemos a los posibles resultados de nuestras acciones. A mayor valor, mayor motivación.
  • La expectativa: la creencia sobre la posibilidad de ver cumplidas nuestras metas. En ella influyen nuestras creencias sobre la capacidad de control sobre la meta.
  • El tiempo transcurrido hasta obtener una recompensa: cuanto antes la obtengamos, mayor motivación.
  • El reconocimiento interno/externo de nuestro comportamiento: el reconocimiento interno (motivación intrínseca) es el más potente. Cuando este falta o para acompañarlo no nos viene nada mal una pequeña dosis de motivación extrínseca.

PUBLICIDAD

Noticias relacionadas:

Entrevista con el experto

Andrés Martín Asuero

Andrés Martín Asuero, experto en mindfulness y profesor certificado de MBSR (Mindfulness-Based Stress Reduction).

Andrés Martín Asuero

Experto en mindfulness y autor de 'Plena Mente'
“Cada persona debe adaptar el mindfulness a sus necesidades, ver qué es lo que mejor le funciona y cuáles son sus posibilidades en ese momento de su vida, pero lo importante es plantearse cómo cuidar la mente para que sea sana, bella, y fuente de felicidad y armonía para ti y para los demás”

Salud en cifras

Uno
de cada tres trabajadores padece estrés crónico
Fuente: 'American Psychological Association'