PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Acupuntura
Aunque cuenta con muchos detractores, lo cierto es que hasta la OMS reconoce la efectividad de la acupuntura en el tratamiento de algunas afecciones. Conoce sus usos... y sus riesgos.
Escrito por Eva Salabert, Periodista experta en salud

Indicaciones de la acupuntura

Se puede decir que la acupuntura estimula la capacidad natural del organismo para luchar contra ciertos trastornos, aunque no puede sustituir a otros tratamientos como antibióticos o cirugía, en los casos en que se precisa su uso. Además, resulta especialmente eficaz en el tratamiento del dolor, ya que favorece que el organismo libere una serie de sustancias químicas que reducen, o incluso eliminan, las sensaciones dolorosas.

Muchos estudios avalan la efectividad de la acupuntura en el tratamiento del dolor, y está indicado su uso, por ejemplo, para aliviar el dolor postoperatorio. También se emplea en afecciones como sinusitis, asma, migraña, neuralgia del trigémino, dolor de muelas o tras una extracción dental, síndrome premenstrual y dismenorrea, ciática, lumbalgia, artrosis, problemas gastrointestinales, insomnio...

La acupuntura se emplea también en el tratamiento de la obesidad, afección que se ha convertido en una auténtica epidemia en los países occidentales. La acupuntura en este caso ayuda a liberar endorfinas, que tienen un efecto calmante que favorece la relajación del paciente, y le liberan del estrés y la ansiedad que pueden empujarle a consumir alimentos de manera compulsiva y a cometer excesos. Con el tratamiento, además, los pacientes tienen una sensación de saciedad que les permite reducir la ingesta de alimentos con menor esfuerzo.

Sin embargo, hay que advertir que para que esta terapia surta el efecto deseado, se debe acompañar de un cambio en los hábitos de vida del paciente, tanto de su dieta como de su nivel de actividad, que deben mantenerse después del tratamiento para evitar recuperar el peso perdido.

Riesgos de la acupuntura

Los riesgos de someterse a sesiones de acupuntura son mínimos y, cuando se producen efectos indeseados, están asociados a una inadecuada manipulación de las agujas, que puede originar lesiones en órganos o estructuras cercanos. Con una correcta esterilización, tanto del material empleado, como de las zonas a tratar, desaparece la posibilidad de contagio de enfermedades.

En cualquier caso, es necesario informar al médico acupuntor de cualquier circunstancia que afecte al paciente, como embarazo, uso de marcapasos, adicciones, padecer un proceso infeccioso, etcétera con el in de reducir los riesgos de la acupuntura.

Actualizado: 7 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

60%
de los pacientes supervivientes de cáncer solicita algún tratamiento estético
'Fuente: 'Grupo de Expertos en Medicina Estética Oncológica (GEMEON)''

PUBLICIDAD