PUBLICIDAD

Noticias Belleza y bienestar

Advierten que la ictioterapia puede perjudicar la salud

Este tratamiento emplea unos pequeños peces que succionan las células muertas de la piel de los pies. Los especialistas alertan de que con este procedimiento se pueden transmitir enfermedades infecciosas.
Advierten que la ictioterapia puede perjudicar la salud

16 de Febrero de 2012

La ictioterapia es un tratamiento que se emplea para limpiar y regenerar la piel de los pies eliminando las células muertas. Unos pequeños peces que carecen de dientes, los garra rufa, se encargan de hacer el trabajo. Para ello, se sumergen los pies en agua a una temperatura de entre 37 y 40 grados centígrados, y los peces, que tienen la boca como una ventosa, succionan los restos de piel muerta y proporcionan así un tratamiento exfoliante que permite que la piel de los pies se regenere.

Los peces podrían contagiarse con virus o bacterias, que encuentran en el agua caliente un medio apropiado para proliferarse, y transmitir la infección a las personas durante la ictoterapia

A simple vista no parece que el tratamiento suponga ningún peligro porque los garra rufa, al no tener dientes, no pueden provocar heridas, y los centros que ofrecen esta terapia deben cumplir unos requisitos que garanticen la higiene y seguridad del método al consumidor. Sin embargo, organismos de salud de distintos países, como la Agencia de Protección de la Salud del Reino Unido, han realizado estudios que revelan que los peces podrían contagiarse con determinados virus o bacterias, que encuentran en el agua caliente un medio apropiado para proliferar, y transmitir la infección a las personas durante el procedimiento, sobre todo a los individuos con un sistema inmune debilitado, como es el caso de los pacientes con diabetes o psoriasis.

Aunque el riesgo es bajo, también se pueden contraer enfermedades infecciosas graves, como la hepatitis o el sida, si los pies presentan cortes o heridas antes del tratamiento. Por este motivo, cada vez son más los países que establecen leyes para restringir la práctica de la ictioterapia, y en España, especialistas del Colegio de Podólogos de Andalucía han advertido que es necesario informar a la población del riesgo que supone someterse a esta técnica.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

Tres
millones de personas en España padecen dolor neuropático
'Fuente: 'Sociedad Española de Neurología''