PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Masaje ayurvédico
Corregir el desequilibrio de nuestras energías a través de relajantes masajes, es lo que propone el ayurveda para sentirnos bien y acabar con los males que nos aquejan. ¿Te atreves a probar esta milenaria técnica india?
Escrito por Laura Saiz, Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar

Beneficios y contraindicaciones del masaje ayurvédico

El hecho de que el ayurveda considere, según palabras de la terapeuta Marisol Dy Sánchez, que “el ser humano está compuesto también de energía”, hace que este tipo de masajes prometan una curación integral de la persona, cuando las disfunciones de esa energía, de esos doshas, se arreglan. Y es que, según esta experta, “muchas quejas del cliente reflejan problemas en estas energías, que afectan al cuerpo físico”.

En este sentido, Marisol Dy recuerda que el uso de aceites especializados “corrige y previene los desequilibrios de los doshas, especialmente el vata que, al estar relacionado con el sistema nervioso y las funciones que incluyen movimiento, es la bioenergía que mueve los otros dos: pitta y kapha”. Y es que los estudiosos del ayurveda aseguran que un 70% de las enfermedades están relacionadas con el dosha vata, para el que los masajes son un excelente remedio.

Concretamente, entre los principales beneficios del masaje ayurvédico, destacan:

  • Refuerzo del desarrollo espiritual y una mayor armonización íntegra del paciente.
  • Mejora del sistema inmune, la postura corporal y la estructura ósea.
  • Aumento de la flexibilidad de los músculos.
  • Mayor capacidad para eliminar las toxinas, debido a que el masaje ayurvédico trabaja con el sistema linfático y con el sanguíneo.
  • Relajación profunda del sistema nervioso, que produce una relajación generalizada.
  • Ayuda a combatir el estrés y la ansiedad.

Contraindicaciones del masaje ayurvédico

Sin embargo, como sucede con otros muchos masajes, existen contraindicaciones que pueden hacer que el masaje ayurvédico no se pueda practicar, o se deba hacer de una manera menos profunda. Según la terapeuta Marisol Dy, estas contraindicaciones son la fiebre, las enfermedades infecciosas o contagiosas, o tener la menstruación, así como en el caso de los pacientes que padecen trombosis, en los que ha de haber un cuidado especial.

También la administración de ciertos medicamentos (antidepresivos, psicofármacos, fármacos para tratar enfermedades cardiovasculares…) puede suponer una contraindicación.

Como siempre, lo mejor es ponerse en manos de especialistas bien preparados para valorar esta problemática y encontrar el tratamiento más adecuado a cada una de las dolencias que se sufra.

Actualizado: 20 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Laura Saiz

Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar
Laura Saiz

PUBLICIDAD

Salud en cifras

60%
de los pacientes supervivientes de cáncer solicita algún tratamiento estético
'Fuente: 'Grupo de Expertos en Medicina Estética Oncológica (GEMEON)''

PUBLICIDAD