PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Shiatsu: presión sanadora
Conoce los beneficios del shiatsu, una técnica japonesa que basa sus beneficios en conseguir la correcta canalización de la energía vital mediante la presión en ciertos puntos clave de nuestro cuerpo.
Escrito por Inma D. Alonso, Periodista experta en salud y bienestar

Cómo es una sesión de shiatsu

Cómo es una sesión de shiatsu
La práctica del shiatsu debe hacerse siempre en un centro especializado y certificado como tal

La práctica del shiatsu está bastante regulada y hoy en día es posible encontrar centros certificados en casi todas las ciudades españolas, y por ende en casi todo el mundo.

Una sesión de shiatsu tiene una duración aproximada de entre 30 y 90 minutos. Por lo general, la primera sesión es la más larga porque incluye la valoración del estado de salud del paciente. El precio medio de una sesión de shiatsu suele ser de unos 30 € por hora, aproximadamente.

Será el profesional quien te recomiende el número de sesiones y la frecuencia con la que debes asistir hasta que mejoren de tus dolencias aunque lo habitual es que, al principio, se reciban dos o tres sesiones por semana para después, progresivamente, reducir el número a una sesión semanal.

La terapia se realiza en una habitación con una temperatura agradable, sobre una camilla o colchoneta. Es recomendable que vistas prendas cómodas, a ser posible de algodón, ya que para su práctica no es necesario desvestirse ni tampoco emplear cremas o geles. Sí es posible que, para crear un ambiente más agradable e incrementar los efectos del shiatsu, el terapeuta utilice la aromaterapia como complemento.

Antes de empezar, el terapeuta realizará un reconocimiento previo para detectar el origen y el foco de tu malestar y, a continuación, realizará presiones moderadas con sus dedos y manos con lo que proporcionará calor en las zonas afectadas.

El bienestar que sientas después de esta sesión te durará varias horas, incluso días. Sin embargo, a veces sucede que, tras las primeras sesiones, los pacientes sienten cierto dolor o malestar. No te preocupes, es normal y forma parte del proceso de recuperación. En cualquier caso, si las molestias persisten, coméntalo con tu terapeuta quien te indicará lo que debes hacer para sentirte mejor o modificará la terapia para que no se produzca dicho malestar.

Por último, no esperes a sentirte mal para recurrir al shiatsu. Los expertos en esta terapia aseguran que precisamente cuando nos sentimos bien es el mejor momento para que realicemos sesiones de shiatsu que refuercen nuestro sistema inmunológico y prevengan futuras molestias.

Actualizado: 17 de Abril de 2015

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

7
de cada diez envases de vidrio que se consumen en España se reciclan
'Fuente: 'Ecovidrio''

PUBLICIDAD