PUBLICIDAD

Entrevistas de Belleza y bienestar
Expertos en fisioterapia invasiva

Fermín Valera y Francisco Minaya

Expertos en fisioterapia invasiva
"Las técnicas de fisioterapia invasiva, como la EPI®, constituyen una alternativa a la cirugía"

A la izquierda el Dr. Fermín Valera, a la derecha, el Dr. Francisco Minaya.

La fisioterapia invasiva es un conjunto de técnicas que se diferencian principalmente de las convencionales en que se dirigen directamente al “tejido lesionado (de forma percutánea), al origen de la lesión, estimulando el mismo de forma suficiente, y poniendo en marcha un proceso de reparación-regeneración”. Los expertos señalan que incluso puede resultar una alternativa a la cirugía en determinados casos, lo que, además de ser coste eficiente, redunda en un mayor beneficio para el paciente, ya que se acelera la curación de su lesión.
Hablamos con los doctores Fermín Valera Garrido (en la izquierda en la foto) y Francisco Minaya Muñoz (a la derecha), director y co-director respectivamente de MVClinic, fisioterapeutas, y autores del libro Fisioterapia invasiva (editorial Elsevier), que nos explican en qué consiste este tipo de tratamientos y cuáles son los principales problemas que se pueden solucionar con el empleo de la fisioterapia invasiva.

Qué es la fisioterapia invasiva

Dr. Fermín Valera

Dr. Fermín Valera

El Dr. Fermín Valera nos explica en qué consiste la fisioterapia invasiva, y en qué tipo de afecciones estaría más indicado su uso

¿En qué consiste la fisioterapia invasiva?

La fisioterapia invasiva integra todas aquellas técnicas empleadas por los fisioterapeutas que conllevan la utilización de una aguja para la aplicación, a través de la piel, de agentes físicos como la electricidad y el calor, o para inyectar fármacos a nivel subcutáneo en el tejido músculo-esquelético. Se aplican frecuentemente de forma ecoguiada, lo que permite mejorar la efectividad y la seguridad del procedimiento.

¿Cuáles son los procedimientos más empleados y en qué tipo de trastornos están indicados?

La electrólisis percutánea intratisular (técnica EPI®), la punción seca, la técnica PNT (percutaneous needle tenotomy), la acupuntura neurofuncional, o la mesoterapia son actualmente de las más empleadas. Se emplean fundamentalmente en lesiones de partes blandas del aparato locomotor como el músculo, el tendón, el ligamento o la cápsula, aunque la mesoterapia mejora considerablemente los síntomas asociados a los problemas articulares como las artrosis, las artritis y las condropatías. Cuadros clínicos tan frecuentes como la tendinitis, la fascitis plantar, la pubalgia, las roturas musculares –crónicas o agudas–, o los esguinces de tobillo recidivantes, son tratados con éxito con estas técnicas cuando las terapias convencionales han fracasado.

Estas terapias se emplean fundamentalmente en lesiones de partes blandas del aparato locomotor como el músculo, el tendón, el ligamento o la cápsula

¿Existe una formación específica regulada para cada una de estas técnicas? Es decir, si una persona quiere especializarse en fisioterapia invasiva, ¿qué tiene que estudiar y dónde puede hacerlo?

Sí, existen cursos de posgrado de las diferentes técnicas de fisioterapia invasiva acreditados por los colegios profesionales, las universidades, y la Comisión de Formación Continuada de las Profesiones Sanitarias del Sistema Nacional de Salud. Además de ello, desde el curso académico 2012-13, la Universidad San Pablo CEU en Madrid organiza de forma pionera el Máster Oficial en Fisioterapia Invasiva, acreditado por ANECA (Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación), y aprobado por el Consejo de Ministros con su publicación en BOE, que con una duración de un curso lectivo y una carga académica de 60 ECTS, constituye la formación más completa en esta línea de especialización en fisioterapia.

Se trata de una formación de carácter avanzado, que requiere de una habilidad práctica por parte del fisioterapeuta, y conocimientos previos en anatomía de superficie y palpación discriminativa.

¿Qué pacientes son los que más se benefician de estas técnicas?

La incorporación de las técnicas de fisioterapia invasiva a los protocolos de tratamiento convencionales permite lograr una máxima, que es curar antes y mejor, cuestiones que son fundamentales en el mundo laboral y deportivo, con un valor añadido, que es la reducción en el coste por proceso, como se ha demostrado en recientes estudios. 

En la consulta tratamos desde el deportista profesional que tiene afectado por ejemplo su tendón rotuliano, hasta la administrativa o ama de casa con problemas en su codo por una epicondilitis crónica, o un dolor muscular de larga evolución en su hombro. Aunque podemos afirmar que el gran beneficiado es el deportista, ya que estas técnicas le proporcionan nuevas y mejores soluciones a lesiones que antes incluso provocaban su retirada de los terrenos de juego. En el caso concreto de las tendinitis crónicas, la técnica EPI® consigue en pocas sesiones reparar-regenerar el tendón, permitiendo al deportista volver a entrenar y competir con plenas garantías y con un porcentaje de recaídas mínimo. En el caso de las roturas musculares agudas, la cicatrización del tejido lesionado es mucho mejor y evita re-roturas, tan frecuentes en músculos como el gemelo, el cuádriceps o los isquiotibiales. Esto sin lugar a dudas constituye una revolución en nuestros resultados.

En las roturas musculares agudas la cicatrización del tejido lesionado es mucho mejor y evita re-roturas, tan frecuentes en músculos como el gemelo, el cuádriceps o los isquiotibiales

Ventajas de la fisioterapia invasiva

Dr. Francisco Minaya

Dr. Francisco Minaya

El Dr. Francisco Minaya nos habla de los principales beneficios que se pueden conseguir con el empleo de la fisioterapia invasiva

¿Cuáles son las principales ventajas que presenta la fisioterapia invasiva frente a la convencional?

La fisioterapia invasiva constituye una auténtica renovación de los conceptos clásicos de la fisioterapia. La gran diferencia respecto a las técnicas convencionales es que la mayoría de estas técnicas van directamente al tejido lesionado (de forma percutánea), al origen de la lesión, estimulando el mismo de forma suficiente, y poniendo en marcha un proceso de reparación-regeneración. Frecuentemente se asocian diferentes agentes físicos de forma simultánea, además del efecto mecánico asociado al movimiento de la propia aguja, la electricidad, el calor o la vibración que se aplica a través de la misma, potencian el efecto terapéutico.

La mayoría de las técnicas de fisioterapia invasiva van directamente al tejido lesionado (de forma percutánea), poniendo en marcha un proceso de reparación-regeneración

El uso de la ecografía musculoesquelética y la electromiografía como herramientas que permiten monitorizar la aplicación y los resultados es otra novedad en esta nueva fisioterapia.

Tengo entendido que la fisioterapia invasiva puede ser una alternativa a la cirugía, ¿en qué casos sería conveniente utilizar este tipo de tratamientos en lugar de una intervención quirúrgica?

Las técnicas de fisioterapia invasiva, como la EPI®, constituyen una alternativa a la cirugía. En el caso de las denominadas tendinitis crónicas como las lesiones del supraespinoso o manguito rotador en el hombro, las epicondilitis en el codo, las pubalgias, o las tendinitis rotulianas o Aquileas, estas técnicas deberían contemplarse en los algoritmos decisionales antes de la cirugía. En procesos como el síndrome del túnel del carpo, se ha demostrado igualmente que el nervio mediano puede ser liberado sin necesidad de intervención quirúrgica.

Esto constituye un cambio muy importante, porque estas técnicas no solo permiten reducir el coste por proceso sino, lo que es más importante, logran mejorar la atención prestada al paciente. En un momento en el cual la sanidad pública está reevaluando su modelo de atención y controlando sus costes, sería una gran medida. Algunas mutuas laborales y seguros médicos ya han empezado a introducir estos procedimientos entre sus actuaciones, o a contratar servicios externos. 

¿Resulta doloroso para el paciente someterse a estos tratamientos? ¿Es necesario utilizar anestesia en algunos casos?

Las técnicas de fisioterapia invasiva emplean una aguja de punción que es fina, pero que no deja de ser una aguja. Siendo conocedores de la reticencia a las mismas hemos desarrollado un tipo especial de aguja, que por su punta y pulimentado es prácticamente indolora en su inserción y la manipulación de la misma. En algunas técnicas como la EPI®, o la electroacupuntura, la propia corriente eléctrica es dolorosa o desagradable, pero los tiempos de aplicación son pequeños (en ocasiones pocos segundos), y es perfectamente soportada por cualquier paciente.

Hemos desarrollado un tipo especial de aguja, que por su punta y pulimentado es prácticamente indolora en su inserción y la manipulación de la misma

En algún caso se ha planteado aplicar algún tipo de anestesia o analgesia local, pero esto puede enmascarar los síntomas, la localización del tejido diana, y dificultar con ello la correcta aplicación de la técnica.

¿Hay contraindicaciones que desaconsejen la aplicación de esta técnica?

Sí, está contraindicada en aquellas personas con miedo extremo, incontrolable e irracional a los objetos punzantes como las agujas (lo que se denomina belenofobia).

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Salud en cifras

7
de cada diez envases de vidrio que se consumen en España se reciclan
'Fuente: 'Ecovidrio''

PUBLICIDAD