PUBLICIDAD

Tercera edad
Balneoterapia, agua que cura
Se basa en la hidrología médica, y emplea aguas con propiedades mineromedicinales para prevenir y tratar numerosas afecciones. Te contamos los beneficios que supone para tu salud una visita al balneario.
Escrito por Eva Salabert, Periodista experta en salud

Los balnearios y la cura balnearia

Balneario natural

Balneario enmarcado en un entorno natural para favorecer la relajación del paciente.

Los balnearios son establecimientos erigidos en el lugar en el que emergen las aguas mineromedicinales, con el fin de aprovechar mejor sus propiedades beneficiosas para la salud, ya que si se almacena este agua durante un tiempo prolongado se pueden alterar sus características. En los balnearios, además, hay profesionales sanitarios que se encargan de aplicar a los pacientes distintas técnicas terapéuticas, utilizando las aguas mineromedicinales y las instalaciones especialmente diseñadas para obtener los beneficios de las mismas.

Las condiciones ambientales y los procedimientos terapéuticos empleados en estos centros, junto a las características de la composición de las aguas, que varían mucho de un balneario a otro, contribuyen a la prevención, tratamiento y recuperación de diversas afecciones crónicas del aparato locomotor, digestivo, circulatorio, respiratorio y urinario, y constituyen un tratamiento coadyuvante en procesos reumatológicos y dermatológicos, cuadros de estrés, ansiedad, síndrome de fatiga crónica, etcétera.

La cura balnearia

La cura balnearia es un tratamiento alternativo, poco agresivo y bien tolerado por los pacientes, que aprovecha el agua y los barros como agentes terapéuticos, en un marco en el que la relación del médico con el paciente es más estrecha, y el trato individualizado da la posibilidad de dar al paciente una educación sanitaria que le ayude a mantener mejor su salud cuando retome su actividad cotidiana. Es importante destacar que para que la cura balnearia resulte eficaz es necesaria la supervisión del tratamiento por parte del médico, que será quien indique la dosificación, técnica y duración del mismo.

Hay otros factores que intervienen en la efectividad de la balneoterapia, además de las aguas y las técnicas empleadas en su aplicación; durante la estancia en el balneario, el paciente realiza una serie de actividades, deportivas y de ocio, y lleva una dieta equilibrada. Por lo general, los balnearios están situados en zonas cuyo entorno es agradable y permite al paciente el contacto con la naturaleza, lo que favorece su relajación y bienestar.

En la actualidad, los balnearios son también lugares elegidos por personas sanas, que deciden dedicar una parte de sus vacaciones a descansar, o a disfrutar de un programa antiestrés, de relajación o de belleza, o a seguir un tratamiento de adelgazamiento, de ayuda para dejar de fumar, etcétera.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD