PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Kinesiología
La kinesiología es una terapia natural que evalúa la respuesta de los músculos para detectar desequilibrios en el organismo, y prevenir trastornos, o corregirlos, con el tratamiento más adecuado para el paciente.
Escrito por Laura Saiz, Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar

Tipos de kinesiología

Tipos de kinesiología

En la kinesiología pasiva el paciente se deja completamente en manos del profesional.

Hay diversos tipos de kinesiología en función de las características que se tengan en cuenta. En principio, los expertos subdividen esta especialidad en dos grandes grupos: la kinesiología preventiva y la curativa. La primera tiene como objetivo cuidar al paciente antes de que padezca una enfermedad grave y, de esta manera, evitar que vaya a más atajándola cuando se presentan los primeros síntomas; asimismo, la kinesiología preventiva trabaja para que ni siquiera se lleguen a presentar esos primeros síntomas, manteniendo el organismo en un estado óptimo que evite dolencias futuras.

La kinesiología curativa pretende eliminar un problema o reducirlo, así como los síntomas, dolores o rigideces que dicho problema provoca en el paciente. Hay kinesiólogos especializados en esta rama y están acostumbrados a tratar, por ejemplo, pacientes con diferentes grados de paraplejías.

Otra subdivisión posible de la kinesiología es entre la holística, que trabaja todo el cuerpo y cada una de sus partes, la específica –trabaja de forma concreta un solo músculo–, y la aplicada –funciona gracias a diferentes pruebas musculares–, que es la que más se utiliza en la actualidad.

Otra forma de dividir la kinesiología puede ser entre activa y pasiva. Aunque lo más normal es que en una misma sesión se combinen ambas técnicas, no siempre es así. Las diferencias entre una y otra son:

  • Kinesiología activa: en este caso es el paciente el que lleva el peso de la terapia, ya que es él quien realiza los movimientos. En ocasiones, el paciente lo hace de manera libre, pero lo más normal que lo haga de manera asistida, con la ayuda del profesional o, incluso, con la ayuda de alguna máquina, lo que se conoce como mecanoterapia.
  • Kinesiología pasiva: el paciente se deja completamente en manos del profesional, que será el que haga todo el esfuerzo durante la terapia. Normalmente, es el trabajo articular el que se considera pasivo, ya que recibe diferentes presiones, torsiones, estiramientos, flexiones y tracciones por parte del kinesiólogo.

Actualizado: 29 de Enero de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Laura Saiz

Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar
Laura Saiz

PUBLICIDAD

Salud en cifras

60%
de los pacientes supervivientes de cáncer solicita algún tratamiento estético
'Fuente: 'Grupo de Expertos en Medicina Estética Oncológica (GEMEON)''

PUBLICIDAD