PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Cirugía estética genital
La búsqueda de la belleza integral ha disparado la demanda de la cirugía plástica genital por parte de mujeres que no sólo desean corregir problemas funcionales. Descubre qué puede hacer por ti.
Escrito por Carmen Salmerón, Periodista especializada en Salud

Clitoriplastia: reducción de clítoris agrandado

El clítoris aparece en la unión de los labios menores y es una pequeña saliente que tiene muchas terminaciones nerviosas, lo que lo convierte en parte fundamental en el desarrollo del orgasmo femenino. Cuando el clítoris presenta un agrandamiento externo anormal puede resultar tremendamente molesto para la mujer que lo padece, no sólo desde el punto de vista estético, sino también funcional, pues convierte las relaciones sexuales en algo doloroso física y psicológicamente.

Un desarrollo excesivo del clítoris (se considera normal 3,7 y 10 mm) puede aparecer al nacer, por causas genéticas, o también puede ser debido a trastornos endocrinos. Pero la hipertrofia adquirida se considera algo muy raro por lo que, en este caso, es más importante averiguar la causa para poder poner el tratamiento adecuado. En la mayoría de los casos suele estar provocado por alteraciones hormonales, tumores del ovario, una hiperplasia suprarrenal (un trastorno del metabolismo hormonal que afecta a los genitales y a la fertilidad), o por la administración de esteroides. En casi todos los casos la hipertrofia del clítoris va acompañada de una hipertrofia del capuchón, (agrandamiento de la doblez de piel que lo recubre).

¿En qué consiste la operación de clitoriplastia?

El clítoris y el capuchón pueden ser corregidos en una misma operación, la clitoriplastia, que consiste en restablecer su tamaño normal retirando el exceso de piel redundante alrededor del clítoris y reduciendo la piel del capuchón. La intervención suele realizarse bajo anestesia local en quirófano, y la sensibilidad de este órgano queda preservada completamente. En ocasiones, y a causa de la edad, el clítoris puede aparecer descolgado y sobresaliendo de los labios mayores, lo que se denomina clitorpexia, y entonces se puede realizar una operación para recolocarlo y elevarlo a su posición normal.

En general la hipertrofia del clítoris, cuando tiene una causa genética, suele aparecer conjuntamente con malformaciones en los labios menores, por lo que se suelen realizar ambas correcciones en la misma operación.

Es importante descansar las primeras 48 horas de posoperatorio cuando la paciente estará más molesta y cansada, pero después puede recuperar su vida normal con ayuda de los antiinflamatorios y analgésicos indicados por el médico.

Actualizado: 25 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

60%
de los pacientes supervivientes de cáncer solicita algún tratamiento estético
'Fuente: 'Grupo de Expertos en Medicina Estética Oncológica (GEMEON)''

PUBLICIDAD