PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Cavitación, adiós a la grasa localizada
Los avances tecnológicos en medicina estética han convertido la cavitación en un método alternativo para todas aquellas personas que quieran eliminar la grasa localizada sin pasar por el quirófano.
Escrito por Mónica Rerelu, Esteticista y consejera de belleza

¿Como es una sesión de cavitación?

El tratamiento de la cavitación consiste en pasar una máquina en la zona del cuerpo a tratar. No se necesita poner ninguna malla, sino tan sólo aplicar un gel llamado ‘conductor’ que se encarga de transmitir los ultrasonidos a través de la piel. La máquina consta de un rodillo que se aplica en la zona elegida y sobre el gel conductor.

Conviene beber antes y después de cada sesión entre un litro y medio y dos litros de agua para ayudar al cuerpo a eliminar grasa mediante la orina. También se aconseja llevar una dieta equilibrada baja en grasas.

Cada sesión de cavitación tiene una duración de unos 40 a 35 minutos dependiendo del centro. Las sesiones no son dolorosas y tan sólo se notará en los oídos un pitido agudo o un zumbido, que en un principio puede ser un tanto molesto para algunas personas, pero que al poco tiempo de empezar el tratamiento puede llegar a ser imperceptible.

Los precios de la cavitación oscilan de unos centros a otros dependiendo de la maquinaria empleada. En la actualidad, y debido a su creciente popularidad, las sesiones son cada vez más económicas y los centros estéticos y médicos ofrecen promociones combinadas de bonos que resultan más baratas y que animan al cliente a ser más constante en el tratamiento.

Recomendaciones a tener en cuenta con la cavitación:

  • Los resultados no sólo dependerán de la habilidad del especialista al aplicar el tratamiento, sino de la constancia y seriedad de la paciente a la hora de seguirlo. No habrá un resultado positivo si se realiza una sesión cada dos semanas y no se tiene cierto cuidado con la alimentación.
  • Se recomienda someterse de 10 a 12 sesiones para obtener resultados. Entre sesión y sesión deberá de haber al menos 72 horas de diferencia, que es el tiempo que suele tardar el cuerpo en eliminar la grasa extraída.
  • Las sesiones de cavitación han de ser dadas por esteticistas especialmente entrenadas para aplicar el tratamiento y hacer las recomendaciones pertinentes.

Actualizado: 25 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD