PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Enzimoterapia
¿Tienes un pelo rebelde o encrespado? Doma tu melena con la enzimoterapia, un tratamiento capilar libre de sustancias químicas que te permitirá lucir un cabello liso, nutrido, fuerte y con más brillo.
Escrito por Natalia Castejón, Periodista

Enzimoterapia, el tratamiento bio para alisar y nutrir tu cabello

Enzimoterapia, el tratamiento bio para alisar tu cabello

La enzimoterapia es un tratamiento bio que pueden realizarse embarazadas y lactantes.

El mundo de la cosmética capilar avanza a pasos agigantados, y después de la queratina y el alisado japonés llega la enzimoterapia, una técnica para alisar y nutrir el cabello de una manera más natural, pues no contiene ningún componente químico. Esta característica constituye el principal punto a favor del tratamiento, ya que a diferencia de otras opciones, también permite que se lo pueden hacer las mujeres embarazadas y aquellas que están en el periodo de lactancia.

Esta técnica se puede utilizar para alisar el pelo o para nutrirlo, proporcionado unos resultados que duran entre cuatro y seis meses, según los cuidados que se mantengan en casa. Otra de sus ventajas es que se puede repetir cuantas veces se quiera, pues no contiene productos perjudiciales que dañen el pelo, y al no entrar en contacto con el cuero cabelludo no produce picores ni molestias.

El secreto de la enzimoterapia para domar la melena

La base de la enzimoterapia es el ácido tánico, un polifenol de origen vegetal que se encuentra en la corteza de algunos árboles, como el castaño y el roble, en algunos vinos, en la fruta que no está madura, y en la piel de la uva cuando macera. Este polifenol se mezcla con enzimas reestructurantes como la cisteína, y con vitaminas y minerales, para conseguir nutrir en profundidad el pelo.

El tratamiento de enzimoterapia para alisar y nutrir el cabello también se puede realizar durante el embarazo y la lactancia, pues no contiene sustancias químicas que puedan dañar al bebé

El ácido tánico hace que la fibra capilar se abra y así permite que penetren las enzimas, nutriéndolo desde el interior, a la vez que le aporta grosor y suavidad. Esta es la principal diferencia frente a otras técnicas como la queratina, que tan solo aplica una película protectora alrededor del cabello y puede dañarlo si se realiza varias veces, pues lo debilita.

Además, en el último proceso del tratamiento se aplica calor con una plancha de pelo para que reaccione el ácido tánico con el colágeno del cabello, haciendo que éste se una y restaure. Y la enzimoterapia no solo sirve para alisar, sino que también hidrata las melenas más rebeldes y elimina el encrespado.

Un tratamiento para todo tipo de cabellos, pero no para todos los bolsillos

La enzimoterapia, como se ha comentado, está indicada también durante el embarazo y la lactancia pero, ¿se puede hacer en cualquier tipo de cabello? La respuesta es sí, ya que en principio cualquier melena puede someterse a este tratamiento natural; sin embargo, algunos peluqueros desaconsejan hacerlo en melenas muy rubias, porque puede provocar pequeños cambios en el color.

Este procedimiento orgánico no solo te permitirá lucir un cabello liso y sin encrespamientos, sino que además no tendrás que renunciar a unos rizos bien definidos gracias al uso de tenacillas o secador, aunque los peluqueros recomiendan esperar al menos unos días tras el proceso para hacerlo. Además, después de lavarte el pelo éste volverá a estar liso, por lo que no tendrás que perder el tiempo y dañar tu cabellera cada día con la plancha o el secador.

Las personas teñidas también pueden disfrutar de este cuidado capilar, pues no modifica el color, sino que incluso lo potencia. En cuanto a las extensiones de cabello, también se pueden beneficiar de las ventajas que ofrece este procedimiento, con una condición, deben estar hechas con pelo natural.

Con respecto a sus inconvenientes hay que destacar el tiempo necesario para completar el tratamiento –pues una sesión de enzimoterapia dura entre tres y cinco horas y se debe realizar en peluquerías especializadas–, y su precio, que suele ser a partir de 200 euros, en función de la longitud del pelo, a lo que hay que sumar un champú y una mascarilla específica que habrá que usar en casa para que sus efectos se prolonguen lo máximo posible.

Antes y después del tratamiento de enzimoterapia
Antes y después del tratamiento de enzimoterapia

Cómo se hace la enzimoterapia paso a paso

El procedimiento para conseguir un pelo sano, liso y bien nutrido, no es nada complicado, pero necesita varias horas para lograrlo, por lo que para someterte a una enzimoterapia tendrás que hacer un hueco en tu agenda y acudir a una peluquería que te ofrezca garantías de profesionalidad.

Este es el paso a paso que se sigue para la realización de la enzimoterapia:

  1. Lavar
    En primer lugar se lava el cabello con el champú específico del tratamiento, que abre la cutícula del pelo para ayudar a que penetren las enzimas que se aplicarán posteriormente.
  2. Extender tratamiento de enzimas
    Después se elimina toda la humedad de la melena y se extiende mechón a mechón el tratamiento con enzimas reestructurantes, cubriendo bien todo el pelo.
  3. Aclarar con abundante agua
    Se deja que actúe durante al menos 30 minutos, y se aclara de manera exhaustiva con abundante agua.
  4. Secar
    A continuación, se seca bien con secador para evitar que el siguiente y último paso queme el pelo.
  5. Planchar
    Para terminar, se aplica calor pasando la plancha una media de ocho veces por cada mechón; de esta manera se activa el ácido tánico, alisando el cabello e hidratándolo por completo.

Actualizado: 3 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD