PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Rinoplastia
La rinoplastia se ha convertido en una de las intervenciones plásticas más demandas por aquellos que han sufrido un traumatismo, tengan dificultades para respirar o busquen una mejora estética del perfil de la cara.
Escrito por Dr. Antoni Arcas, Cirujano Maxilofacial, Responsable del Servicio de Cirugía Oral y Maxilofacial Dexeus Barcelona

Uso de radiofrecuencia en la rinoplastia

Cuando hablamos de rinoplastia, es muy común que el paciente pueda presentar un tamaño desproporcionado en las láminas óseas que se localizan en la zona inferior de las fosas nasales, lo que se conoce como hipertrofia de los cornetes inferiores. Cuando un paciente presenta esta característica y desea someterse a una rinoplastia para mejorar su aspecto, se le recomienda el uso de la radiofrecuencia. Esta técnica consiste en aplicar un calor profundo y controlado sobre la piel y sobre el tejido celular subcutáneo. Desde hace años se aplica en diferentes tipos de cirugías, ya que hace posible una serie de reacciones en nuestra piel que implican una mejor circulación, que se forme nuevo colágeno o que mejore el drenaje linfático.

En el caso de la rinoplastia, con la radiofrecuencia se aplica calor (aproximadamente a 70º) a una frecuencia bastante alta debajo de la capa superficial del cornete inferior, con lo que se consigue reducir significativamente el tamaño de esos tejidos hipertrofiados. Pero, además, tiene muchas otras ventajas para el paciente: la técnica resulta prácticamente indolora, es muy rápida, es más efectiva que otras técnicas aplicadas a esta zona concreta de la nariz, y el posoperatorio es mínimo (menos edema, un sangrado menor, y apenas hace falta utilizar suero para ayudar a la cicatrización). En unas pocas semanas se forman costas, que acaban cayendo solas.

Utilizando la radiofrecuencia en una intervención de rinoplastia se consigue reducir el tamaño del tejido y el paciente nota los cambios nada más salir de la consulta. La funcionalidad mejora, ya que se recupera de manera inmediata el flujo normal de aire. De esta manera se alcanza el doble objetivo perseguido en esta intervención: aunar belleza y función, lo que garantiza una rinoplastia completa, y es que, una nariz bonita debe permitir respirar bien o, al menos, mejor que antes.  

Actualizado: 25 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Dr. Antoni Arcas

Cirujano Maxilofacial, Responsable del Servicio de Cirugía Oral y Maxilofacial Dexeus Barcelona
Dr. Antoni Arcas

PUBLICIDAD

Salud en cifras

60%
de los pacientes supervivientes de cáncer solicita algún tratamiento estético
'Fuente: 'Grupo de Expertos en Medicina Estética Oncológica (GEMEON)''

PUBLICIDAD