Cáncer de colon
Escrito por Silvia Chacón Alves, licenciada en Medicina por la Universidad de Alcalá de Henares
El cáncer de colon tiene una gran incidencia en los países desarrollados y causa muchas muertes. Sin embargo, una sencilla prueba, la de sangre oculta en heces, podría salvar miles de vidas cada año.

Diagnóstico del cáncer de colon

Diagnosticar a tiempo el cáncer de colon puede salvarte la vida, ya que se estima que este tumor se cura en nueve de cada diez detectados de forma precoz. Estos son los métodos empleados para diagnosticar el cáncer colorrectal:

Diagnóstico del cáncer de colon mediante exploración física

El médico observa la palidez que presenta el paciente a consecuencia de la anemia crónica. También puede detectar masas abdominales, ganglios aumentados de tamaño, y otras manifestaciones físicas apreciables mediante el examen del enfermo. Es muy importante practicar un tacto rectal para descartar que la localización del tumor sea en el recto, y para estudiar el contenido y color fecal y detectar hemorragia en heces si existiera.

Diagnóstico del cáncer de colon mediante pruebas de imagen

El mejor método de diagnóstico que siempre debe emplearse ante la sospecha de un cáncer de colon es la colonoscopia. Con esta prueba se puede observar el interior del tubo digestivo y extraer muestras de las lesiones sospechosas para luego analizarlas.

En el caso de que haya lesiones que obstruyan la luz intestinal y no permitan el paso del endoscopio, se debe realizar un enema opaco para poder ver la silueta del colon mediante radiografías.

Una vez que se haya confirmado la presencia de un cáncer de colon hay que hacer una serie de pruebas para determinar la extensión de la enfermedad. Estas pruebas incluyen obligatoriamente una radiografía de tórax para descartar metástasis pulmonares, y una ecografía o TAC abdominal para descartar metástasis hepáticas.

Estadios del cáncer de colon

En función de la extensión del tumor en la pared del colon podemos clasificar el cáncer en distintos estadios (clasificación de Astler–Coller) que son importantes para establecer el tratamiento adecuado, y también de cara al pronóstico.

  • Estadio A: el tumor solo afecta a la mucosa del colon.
  • Estadio B: los ganglios linfáticos no están afectados (en función de la extensión en la pared distinguimos dentro de este estadio: B1, B2 y B3).
  • Estadio C: los ganglios linfáticos sí están afectados (también se pueden distinguir en este estadio: C1, C2 y C3).
  • Estadio D: hay metástasis.

Antígeno carcinoembrionario (CEA)

Es una proteína que se detecta en la sangre en estos pacientes, pero no es específica del cáncer de colon, es decir, puede aparecer en otros procesos incluso benignos, por lo que no es útil para diagnosticar la enfermedad, pero sí resulta útil para el seguimiento de los pacientes operados, y es preciso determinar su valor antes de la cirugía para poder compararlos posteriormente.

Diagnóstico precoz del cáncer de colon

Consiste en programas de detección de cáncer en pacientes que no tienen síntomas, de forma que la enfermedad se puede detectar y tratar muy pronto para mejorar el pronóstico a largo plazo.

Actualmente se recomienda realizar el test de sangre oculta en heces de forma anual a partir de los 50 años. En pacientes con antecedentes familiares de cáncer de colon, o con enfermedades asociadas al mismo, las revisiones deben iniciarse de forma más precoz, e incluir la endoscopia desde el principio.

Actualmente se recomienda realizar el test de sangre oculta en heces de forma anual a partir de los 50 años con el fin de detectar precozmente el cáncer de colon

Este test inmunológico es una prueba de laboratorio segura y muy sencilla, no requiere ningún tipo de preparación previa por parte del paciente (no necesita llevar dieta) y es muy fácil de recoger.

Si los resultados del análisis son negativos se debe repetir cada 1-2 años y si son positivos se ha de realizar una colonoscopia completa para confirmar el diagnóstico. En otras situaciones puede ser necesario practicar inicialmente una colonoscopia óptica o bien complementar el estudio con una colonoscopia virtual.

Su coste medio es muy económico, de alrededor de dos euros, sobre todo en relación a su eficacia preventiva, ya que consiguen reducir a un tercio la mortalidad por cáncer de colon. Según datos del año 2013 el coste medio del tratamiento de un cáncer colorrectal en España superaba los 27.000 euros, sin contabilizar las nuevas terapias biológicas y los tratamientos neoadyuvantes que pueden requerir los pacientes con cánceres más avanzados.

 

Temas en este artículo

Actualizado: 20/02/2014

PUBLICIDAD

Entrevista

Dr. Julián García Feijoo

Experto en glaucoma

“La alteración de la visión periférica típica del glaucoma generalmente pasa desapercibida, por ello es muy importante acudir al oftalmólogo a partir de los 50 años cada dos años, y cada año a partir de los 60”

 

25%de los tumores orofaríngeos en España se debe al VPH

El contacto, casi siempre por vía sexual, con el virus del papiloma humano (VPH) es la causa de la cuarta parte de los tumores de cabeza y cuello en España, y de la mitad de los casos que se dan en Estados Unidos.

Fuente: 'Grupo IMO (Instituto Madrileño de Oncología'

 

PUBLICIDAD