PUBLICIDAD

Salud al día
Cáncer óseo
La mayoría de los tumores de los huesos son lesiones benignas, y el cáncer óseo suele producirse a consecuencia de una metástasis de otros tipos de cáncer, como el de mama, pulmón y próstata.
Escrito por Natalia Bermejo Rubio, Licenciada en Medicina por la Universidad de Alcalá de Henares

Diagnóstico del cáncer óseo

El diagnóstico del cáncer óseo se realiza mediante las siguientes técnicas:

Radiología simple

La radiología simple es la técnica de imagen más útil para el diagnóstico de los tumores óseos; además, la imagen radiológica suele orientar sobre la benignidad o malignidad de las lesiones.

Las lesiones benignas suelen tener un patrón bien delimitado (llamado geográfico), sin embargo, en las malignas se mezcla el tejido sano con el enfermo (patrón permeativo) o se observa una alteración del tejido (patrón destructivo). Algunos tumores agresivos también pueden originar la formación de hueso, apareciendo finas láminas superpuestas (imagen en capas de cebolla), o calcificaciones .

A menudo se puede establecer un diagnóstico de sospecha basado en la localización y el aspecto radiológico de la lesión.

TAC y Resonancia magnética

La tomografía axial computarizada se utiliza en algunos casos, pero la que más información aporta y, por lo tanto, la que más se usa, es la resonancia magnética. A veces con esta prueba se llega al diagnóstico; para ello hay que obtener imágenes de todo el hueso afectado. Además, se trata de la técnica de elección para el estudio y planificación de la intervención quirúrgica de las lesiones tumorales agresivas o malignas.

Biopsia

En muchos casos no se llega al diagnóstico definitivo hasta que se realiza una biopsia. La muestra puede obtenerse mediante punción-aspiración o por biopsia quirúrgica, (que puede ser de una muestra, o mediante la extracción de todo el tumor en el mismo momento, pero esto último solo se hace en caso de tumores benignos).

Estudios de extensión

El pulmón es el lugar más frecuente de metástasis de los tumores malignos óseos, por lo tanto, en todos los pacientes se realizan radiografía simple y TAC de tórax y, en algunos casos, TAC abdominal y pélvico. La gammagrafía también puede ser útil en determinados casos.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Cáncer
 

Especial

Cáncer

PUBLICIDAD

Salud en cifras

87.000
personas con enfermedad de Chagas puede haber en España
'Fuente: 'Informe Una batalla por la salud de todos: El liderazgo de España en la lucha contra el Chagas, del Instituto de Salud Global (ISGlobal)''

PUBLICIDAD