PUBLICIDAD

Salud al día
Candidiasis
La Candida es un hongo que habita en la flora común de boca, intestino y vagina, pero puede infectar piel y mucosas. Una higiene adecuada y un buen estado de salud evitan su proliferación y la aparición de candidiasis.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
Revisado por Dr. José Antonio Nuevo González, Especialista en Medicina Interna. Servicio de Urgencias del Hospital Gregorio Marañón de Madrid

Prevención de la candidiasis

Para prevenir un caso de candidiasis hay que recordar que una buena higiene y un buen estado de salud impiden la invasión de piel y mucosas por Candida. Es importante secar bien la piel y sus pliegues tras la ducha o baño (en el caso de los recién nacidos, es recomendable utilizar polvos de talco que eliminen la humedad), y cepillarse los dientes y limpiar la boca con flúor oral. También se debe abandonar el tabaco radicalmente.

Para evitar candidiasis vaginales, se recomienda a las mujeres el uso de ropa interior de algodón por la menor irritación que puede conllevar en la zona íntima, así como evitar prendas excesivamente ajustadas a la zona genital. De hecho, se han descrito como factores favorecedores de las vulvovaginitis el uso de salvaslips o pantis.

Cuando se producen más de tres vulvovaginitis anuales, los ginecólogos recomiendan la profilaxis con algún preparado probiótico, bien oral bien intravaginal, en forma de óvulo para evitar las recurrencias, aunque existe todavía controversia al respecto. En aquellos casos en los que el uso de antibióticos haya ocasionado en repetidas ocasiones este proceso, se recomienda una dosis oral de fluconazol al principio del tratamiento antibiótico y otra dosis al final. Si fuese una candidiasis resistente a este fármaco, se puede recomendar el uso de óvulos de ácido bórico. El consumo de arándanos también puede ser de ayuda. 

Las embarazadas deben tener sumo cuidado con su higiene genital y favorecer la acidez vaginal tomando yogures bioactivos. A pesar de estas medidas, puede surgir una candidiasis con frecuencia. Para evitar la transmisión sexual de la balanitis o vulvovaginitis candidiósica la medida más efectiva es el preservativo. En el caso de infecciones recurrentes en la pareja sexual, en ocasiones la razón suele ser la infección no tratada en la pareja, por lo que debe realizarse un tratamiento para evitarlas. 

Pacientes de sida o con alteraciones congénitas del sistema inmune deben comenzar un tratamiento preventivo de candidiasis tras haber padecido una primera infección; antes deben llevar a cabo las medidas generales que se han mencionado, y sólo casos graves de inmunodeficiencia deberían tener un tratamiento preventivo aunque no hayan tenido infección previa.

Los pacientes con infecciones invasoras por Candida no disponen de métodos eficaces o universalmente reconocidos para evitar la infección, pues sigue siendo controvertido el uso profiláctico de los fármacos antifúngicos debido al mayor riesgo de resistencias que pueden ocasionar.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Escrito por:

David Saceda Corralo

Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
David Saceda

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Dr. Juan Carlos Galofré

El Dr. Juan Carlos Galofré es el coordinador del área de conocimiento del tiroides de la SEEN.

Dr. Juan Carlos Galofré

Experto en tiroides y especialista en endocrinología de la Clínica Universidad de Navarra
“Hay cierta predisposición genética tanto al hiper como al hipotiroidismo; probablemente la alteración sea de origen autoinmune, y puede interactuar con factores ambientales, no del todo bien conocidos –estrés, el tipo de alimentación, un embarazo, u otros– que son los que disparan la disfunción tiroidea”

Salud en cifras

10-20%
de los niños presenta síntomas de dermatitis atópica antes de los 5 años
Fuente: 'Asociación Española de Pacientes y Familiares con Dermatitis Atópica (ADEA)'

PUBLICIDAD