Catarro
Escrito por Sergio García Escrivá, Licenciado en Farmacia
Ni los cambios de temperatura ni la exposición al frío son los responsables del incómodo catarro; los culpables son los virus, y la mejor prevención es una buena higiene y evitar el contacto con los afectados.

Catarro

¿Qué es el catarro?

El catarro común es una infección, generalmente benigna, originada por varios tipos de virus, siendo el más frecuente el rinovirus (Familia Rhinoviridae), que se produce sobre todo en las estaciones de primavera, verano y otoño. La forma de contagio más efectiva de los rinovirus es el contacto de persona a persona, aunque también pueden transmitirse con las secreciones nasales y bucales de la persona infectada.

Se  calcula que aproximadamente el 50% de todos los casos de catarro están producidos por algún tipo de rinovirus (hay más de 100 tipos o serotipos diferentes).

Otros virus que también pueden provocar catarro son los picornavirus y los coronavirus, que suelen aparecer en las épocas del año asociadas a rinovirus; pero, aunque pueden ocasionar algún que otro episodio, no son en absoluto tan frecuentes como el rinovirus.

Al final del otoño y en el invierno, la gran mayoría de los catarros están motivados por el virus de la gripe (orthomyxovirus) y, con menor frecuencia, por paramyxovirus y los virus respiratorios sincitiales. (No debemos confundir la gripe con el catarro, aunque el virus de la gripe pueda causar ambas patologías. Más adelante se explican las diferencias entre ambas).

A diferencia de lo que indica la creencia popular, la susceptibilidad a los catarros no viene dada por los cambios de temperatura ni por la exposición al frío. Es decir, estas circunstancias no son las responsables de que cojamos un catarro o de que nuestro sistema inmunitario se haga más vulnerable. Tampoco el estado de salud ni la alimentación parecen influir demasiado. Sin embargo, sí es cierto que una persona cansada, en estado de ansiedad, aquellos que tengan historia de alergias o padezcan asma, o las mujeres que están atravesando la mitad de su ciclo menstrual, son más susceptibles de desarrollar los síntomas.

Una buena limpieza de las manos tras estornudar, tirar los pañuelos desechables a la papelera inmediatamente después de usarlos, y utilizar desinfectantes para las zonas o áreas en las que se encuentre una persona con catarro, son los medios más efectivos para prevenir el contagio.

 
Actualizado: 15/11/2013

ESPECIAL

Despeja
tu nariz

PUBLICIDAD

Entrevista

Dra. Francisca Sánchez

Experta en tuberculosis

"La aceptación bastante generalizada en los medios no especializados de que la tuberculosis ‘es una enfermedad erradicada’ hace un flaco favor al diagnóstico precoz en los pacientes que viven en los países más desarrollados"

 

75% de los recursos sanitarios en España se destina a las enfermedades crónicas

Un informe explica ahora cómo ahorrar entre 8.000 y 12.000 millones de euros al año, adoptando medidas que ya funcionan en algunas comunidades autónomas.

Fuente: 'Informe Cronos: hacia un cambio de paradigma en la atención a enfermos crónicos'

 

PUBLICIDAD