PUBLICIDAD

Noticias Bebés y niños

El estrés en la infancia afecta a la microbiota intestinal

Experimentar una situación traumática en la infancia como la separación de la madre altera la composición de la microbiótica intestintal, lo que tiene como consecuencia trastornos del comportamiento que continúan en la adultez.
Niña triste abrazando un peluche

La microbiota intestinal juega un importante papel en el desarrollo y la maduración del cerebro y, por lo tanto, en la salud mental.

03 de Agosto de 2015

Las situaciones traumáticas durante la infancia, como verse separado de la madre, alteran la composición de la microbiota intestinal, lo que facilita el desarrollo de trastornos del comportamiento que se mantienen al llegar a la edad adulta, según se desprende de los resultados de un estudio que han llevado a cabo investigadores del Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

La investigación, que se ha publicado en Nature Communications se ha realizado utilizando un modelo de trauma infantil que consiste en separar a ratones recién nacidos de sus madres, una situación de estrés prolongado que origina una disfunción en uno de los sistemas de control neuroendocrino del organismo, desencadenando alteraciones de distintas funciones fisiológicas lo que afecta, por ejemplo, al sistema nervioso central, el sistema digestivo, y a las emociones.

La separación de la madre en la infancia altera la composición y funciones de la microbiota intestinal, asociadas con la síntesis de neurotransmisores que influyen en el desarrollo de trastornos del comportamiento

Cuando se alteraba la microbiota de ratones separados de la madre tras el nacimiento y la de otro grupo de animales de control que no había sufrido esta situación de estrés, los investigadores observaron diferentes perfiles microbiológicos que solo se asociaban con trastornos del comportamiento en el caso de los ratones sometidos a estrés, lo que significa que la microbiota se comporta como un agente causal de dichos trastornos únicamente en los animales predispuestos a ello a consecuencia de su exposición temprana al estrés.

Este trabajo ha mostrado que la separación de la madre en la infancia altera la composición y funciones de la microbiota intestinal asociadas con la síntesis de neurotransmisores que influyen en el desarrollo de trastornos del comportamiento que pueden incrementar el riesgo de padecer patologías psiquiátricas como la depresión en la edad adulta. Por lo tanto, la microbiota juega un importante papel en el desarrollo y la maduración del cerebro y, por lo tanto, en la salud mental.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

70%
de los mayores de 50 años reconoce no tener un peso saludable
'Fuente: 'Informe “Cigna 360 Wellbeing Survey”''