PUBLICIDAD

Salud al día
Celiaquía
Los expertos advierten de que menos de la cuarta parte de las personas con celiaquía saben que padecen este trastorno digestivo, y no seguir una dieta libre de gluten puede dañar seriamente la salud de los afectados.
Escrito por Redacción de Webconsultas,
Revisado por Dr. José Antonio Nuevo González, Especialista en Medicina Interna. Servicio de Urgencias del Hospital Gregorio Marañón de Madrid

Tratamiento de la celiaquía

El tratamiento de la celiaquía consiste en seguir una dieta estricta libre de gluten de por vida. Esto va a permitir una recuperación de las vellosidades intestinales, que volverán a tener un tamaño normal. Una vez que se ha eliminado el gluten de la dieta, puede apreciarse una mejoría de los síntomas en un par de semanas, y en unos meses el paciente consigue un buen estado nutricional, pero pueden pasar dos años hasta que las biopsias de duodeno sean completamente normales.  

La eliminación del gluten de la dieta no es sencillo, dado que muchos productos habituales de nuestro menú diario están en contacto de una u otra forma con algún tipo de cereal. Asimismo, este tipo de dieta supone un sobrecoste a las familias –por el precio en general mayor de los productos sin gluten– que puede hacer incumplir esta terapia. También es aconsejable al inicio del tratamiento suprimir la lactosa, pues es frecuente que acompañe a la enfermedad celiaca.

A todos aquellos pacientes con celiaquía se les suele añadir a su tratamiento suplementos vitamínicos y de hierro, por la deficiencia que suelen asociar. Del mismo modo, el calcio suplementario debe formar parte de dichos complementos.

Evolución de la celiaquía

Una vez que la persona sigue un tratamiento mediante una dieta estricta exenta de gluten puede llevar una vida normal, larga y saludable, siempre y cuando no haya sufrido un daño irreversible antes de que se le diagnosticase la enfermedad.

Es muy importante que los celíacos presten atención a los alimentos que consumen, ya que entre el 70% y el 80% de los productos alimenticios manufacturados contienen gluten. Esto se debe a que el gluten se emplea en la elaboración de conservantes, espesantes, colorantes, aromas y condimentos y, por lo tanto, puede estar presente en salsas, sopas, fiambres, rebozados, conservas, etcétera.

Hoy por hoy se considera una enfermedad de evolución benigna en la mayoría de los casos una vez diagnosticada y retirado el gluten de la dieta. En niños es recomendable determinar nuevamente los anticuerpos en sangre para confirmar el descenso de los niveles, así como –en algunos casos– la repetición de la endoscopia al cabo de un año de tratamiento. 

Aproximadamente un 1% de los celiacos no responden al tratamiento, la mayor parte de las veces porque no se cumple bien la dieta. En otros casos es porque presenta algún otro trastorno intestinal que no permite la mejoría a pesar de la ausencia de gluten. 

Cuando se descartan otras enfermedades y se determina que la celiaquía es refractaria al tratamiento, esto puede derivar al cabo de los años en un linfoma intestinal. Afortunadamente esta situación es poco frecuente.

Complicaciones de la celiaquía

Los celíacos deben tener mucho cuidado al preparar sus menús, ya que entre el 70% y el 80% de los productos alimenticios manufacturados contienen gluten

Los celíacos que no sigan estrictamente una dieta sin gluten o abandonen el tratamiento, pueden sufrir complicaciones que pueden llegar a ser mortales. Se pueden desarrollar las siguientes afecciones asociadas:

Actualizado: 25 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'

PUBLICIDAD