Cistitis
Escrito por Diana Forero Morantes, bióloga
Entre el 10 y el 20% de las mujeres sufrirán al menos un episodio de cistitis a lo largo de su vida. Para prevenir esta molesta infección del tracto urinario basta seguir unas sencillas recomendaciones.

Prevención de la cistitis

Las probabilidades de infección por cistitis se pueden reducir teniendo en cuenta las siguientes pautas y medidas preventivas:

  • Beber una cantidad suficiente de agua (mínimo 6-8 vasos al día), preferiblemente de mineralización débil (también cuentan zumos e infusiones, caldos...).
  • Orinar con frecuencia y vaciar la vejiga totalmente. No hay que aguantarse las ganas de orinar, ya que favorece la proliferación de gérmenes y consecuentemente de infecciones.
  • Miccionar siempre después del acto sexual para eliminar las posibles bacterias que hayan penetrado durante el coito.
  • Evitar los lavados vaginales frecuentes.
  • Después de una evacuación digestiva, las mujeres deben limpiarse de delante hacia atrás, para evitar que las bacterias que pueda haber en el ano pasen a la vagina o la uretra.
  • Tomar zumos de naranja o de arándanos cramberry hace que la orina se acidifique, lo que favorece la eliminación de los gérmenes. Además, los arándanos tienen otro efecto positivo: dificultan la adhesión de las bacterias a la pared de la vejiga.
  • Cuando vuelvas de la playa o la piscina no permanezcas sentado mucho tiempo con la ropa mojada.
  • Come de manera equillibrada y ordenada, despacio y masticando bien los alimentos.
 
Actualizado: 18/02/2014

PUBLICIDAD

Entrevista

Dr. Ramón De las Peñas

Experto en tumores raros

“Una de las características de algunos tumores raros es que suelen deberse a una alteración genética que puede ser detectada en el laboratorio y nos da un perfil bastante fiable para un tratamiento individualizado”

 

PUBLICIDAD

75% disminuyen las muertes por sarampión desde el año 2000 en todo el mundo

Gracias a las campañas de vacunación las muertes han pasado de 544.000 en el año 2000 a 145.700 en 2013. Sin embargo, sigue siendo una de las principales causas de muerte en niños pequeños.

Fuente: 'Organización Mundial de la Salud (OMS)'

 

PUBLICIDAD