PUBLICIDAD

Salud al día
Cólera
Cada año se producen entre tres y cinco millones de casos de cólera en el mundo. Te explicamos cómo puedes evitar el contagio si vas a viajar a zonas con medidas higiénicas y sanitarias deficientes.
Escrito por Sergio García Escrivá, Licenciado en Farmacia

Prevención y control del cólera

Algunos consejos a la hora de viajar a países en los que el cólera es endémico (es decir, donde siempre hay bacterias, y donde los brotes ocurren de manera frecuente), pueden contribuir a prevenir el contagio con el bacilo Vibrio cholerae:

  • Lavarse frecuentemente las manos con jabón, especialmente antes y después de utilizar el baño y de manipular o consumir alimentos.
  • Evitar beber o cocinar con agua que no haya sido tratada (bien con desinfectantes, mediante el hervido o embotellada).
  • No tomar pescado crudo.
  • Rechazar la comida que no esté bien cocinada.
  • Lavar bien, con agua embotellada o tratada, tanto las verduras como los cereales, hortalizas y frutas.
  • Tener cuidado con alimentos perecederos, como salsas, helados o leche, que pueden estar contaminados.
  • Comentar con el médico la conveniencia de vacunarse siempre que se vaya a viajar a un lugar endémico.

En los países endémicos la prevención del cólera pasa por mejorar los suministros de agua potable, y educar a la población para que mejore sus hábitos de higiene y realice una manipulación segura de los alimentos. La administración de la vacuna anticolérica también es recomendable en las personas que residen en zonas de riesgo donde pueden surgir brotes epidémicos, pero no sustituye a las medidas preventivas, puesto que la protección que proporciona es de alrededor del 50%.

Vacuna contra el cólera

Efectivamente, existe una vacuna contra el cólera. Administrada antes de entrar en contacto con la bacteria, la persona es capaz de fabricar defensas en caso de que la bacteria penetre en su organismo. Para ello, la vacuna administra bacterias inactivas de cólera, incapaces de suscitar el desarrollo de la infección, pero que favorecen la formación de defensas específicas.

Aunque resulta útil, no debe sustituir a las precauciones para prevenir y controlar la infección (expuestas anteriormente), ya que no ofrece una cobertura total frente a la exposición a la bacteria (aunque sí puede evitar que la enfermedad sea muy violenta).

Esta vacuna puede administrarse de forma intramuscular o por vía oral. El médico será el encargado de recomendar la más adecuada.

Actualizado: 21 de Noviembre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'

PUBLICIDAD