PUBLICIDAD

Salud al día
Congestión nasal
Cuando la nariz está taponada es necesario respirar por la boca, lo que facilita la entrada de gérmenes patógenos y reseca la garganta. Aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a aliviar la congestión nasal.
Escrito por Redacción de Webconsultas,
Revisado por Dr. José Antonio Nuevo González, Especialista en Medicina Interna. Servicio de Urgencias del Hospital Gregorio Marañón de Madrid

Qué es la congestión nasal

La congestión nasal se produce al inflamarse la membrana que cubre el interior de la nariz, lo que origina una obstrucción que hace difícil respirar. Es el resultado de una vasodilatación de los capilares sanguíneos que se hallan en dicha mucosa como respuesta a un fenómeno inflamatorio. Se trata de un desagradable síntoma que acompaña siempre a trastornos como la gripe, el catarro, o las alergias que afectan al aparato respiratorio, bronquitis, sinusitis, faringitis

El tabaco, la contaminación ambiental, los cambios bruscos de temperatura, o inhalar sustancias irritantes también pueden provocar que la nariz se tapone. Además, la mayoría de las personas (se estima que hasta ocho de cada diez) tenemos el tabique nasal más o menos desviado, lo que favorece el desarrollo de infecciones respiratorias, y también es una causa habitual de obstrucción nasal.

Cuando la nariz se encuentra taponada es necesario respirar por la boca, lo que facilita la entrada de gérmenes patógenos, así que las personas con este problema pueden padecer resfriados o gripe con más frecuencia. Además, el taponamiento nasal dificulta el descanso ya que, al no poder respirar normalmente por la nariz, el afectado se ve obligado a abrir la boca mientras duerme, lo que produce sequedad en la mucosa oral, y puede hacer que se despierte tosiendo.

En ocasiones todo el acúmulo mucoso se va eliminando en forma de mocos líquidos de manera constante; esta abundante secreción nasal se conoce como rinorrea, y puede originar tos o dolor de garganta.

La congestión nasal no es una enfermedad en sí misma, sino el síntoma de otras enfermedades que es necesario diagnosticar y valorar para indicar el tratamiento más adecuado. En la gran mayoría de los casos se debe a un problema banal y que se resuelve en un plazo breve, incluso sin tratamiento.

Actualizado: 22 de Noviembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

1%
de la población padece algún trastorno del espectro autista (TEA)
'Fuente: 'Fundaciones del ámbito social y de salud, Ampans y Althaia''