PUBLICIDAD

Salud al día
Crisis de pánico
En este trastorno la información es la mejor prevención. Conocer qué es el pánico, cómo se puede controlar y, de esta manera, perderle el miedo, es el primer y principal paso para superar una crisis de ansiedad.
Escrito por Dra. Vanesa Fernández López, Psicóloga, especialista en emociones
Revisado por Dr. José Antonio Nuevo González, Especialista en Medicina Interna. Servicio de Urgencias del Hospital Gregorio Marañón de Madrid

Tratamiento de una crisis de ansiedad

Debido al riesgo de complicación con agorafobia, y la consiguiente limitación de la vida cotidiana del paciente, es aconsejable que reciba tratamiento psicológico para las crisis de pánico antes de que el trastorno limite su vida. Los tratamientos psicológicos más eficaces y breves para las crisis de pánico son los que siguen un enfoque cognitivo-conductual. Estos tratamientos, aplicados por psicólogos especialistas en problemas de ansiedad, se basan en enseñar al paciente diferentes estrategias para ayudarle a controlar las crisis de pánico, reducirlas hasta que desaparezcan y enseñarle a afrontar situaciones temidas.

En algunos casos, el tratamiento psicológico debe combinarse con tratamiento farmacológico, que debe ser indicado por un psiquiatra. Los fármacos habitualmente usados para tratar las crisis de pánico son algunos tipos de antidepresivos (frecuentemente ISRS) y benzodiacepinas. Siempre deben hacerse bajo prescripción médica y siguiendo las indicaciones de este especialista.

Los ataques de pánico requieren atención urgente en centros de salud, asistencia médica a domicilio o visitas a urgencias por cuanto sus síntomas pueden confundirse con otras patologías. En esta situación, las benzodiacepinas son la opción más eficaz.

La terapia combinada (terapia cognitivo-conductual más tratamiento farmacológico, preferiblemente paroxetina) representa la mejor fórmula de tratamiento actualmente. Los expertos recomiendan tratamientos de sesiones de aproximadamente una hora durante 10 a 20 semanas.

¿Qué hago si me da una crisis de pánico?

Seguir una vida tranquila y sin grandes dosis de estrés es la mejor forma de prevenir las crisis de pánico. A pesar de que una persona tenga factores de riesgo genéticos, estos pueden amortiguarse siguiendo un estilo de vida adecuado sin consumo de sustancias estimulantes.

Si aún así comienzas a experimentar una crisis de pánico es muy importante que no “dejes cundir el pánico” y comiences a respirar de forma lenta y abdominal. Si controlas tu respiración y al mismo tiempo te dices a ti mismo “estos síntomas son debidos a la ansiedad y pasarán en unos minutos” la crisis no irá a más.

Puedes ayudarte también respirando con una bolsa; suelta el aire dentro de la misma y a su vez inspira ese mismo aire. De esta forma reducirás la hiperventilación que en muchos casos es la sensación más angustiosa de las crisis de pánico.

Actualizado: 13 de Diciembre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Miguel Pita
El experto en genética Miguel Pita explica cómo influye nuestro ADN en nuestro comportamiento y preferencias. Foto @CarlosGivaja.

Miguel Pita

Doctor en Genética y Biología Celular, y autor de 'El ADN dictador'
"Estamos más determinados genéticamente de lo que nuestro cerebro quiere reconocer, porque hemos perdido la capacidad de vernos como animales, pero si nos fijásemos en otros animales observaríamos que en su programa genético llevan escritos muchos instintos que condicionan su conducta"

Salud en cifras

5.000
enfermedades raras se pueden diagnosticar con pruebas genéticas
'Fuente: 'Revista EIDON''

PUBLICIDAD