PUBLICIDAD

Glutatión, un antioxidante que afecta al atractivo

El glutatión es un potente antioxidante que nos protege frente al estrés oxidativo y ayuda a mantener el correcto funcionamiento del sistema inmune. Una reciente investigación lo ha asociado, además, al atractivo sexual.
Una mujer muerde un espárrago verde

Los espárragos y otras verduras contienen glutatión.

El glutatión es una molécula que desempeña un importante papel en nuestro organismo, ya que es un potente antioxidante que nos protege frente a los radicales libres y el estrés oxidativo, y nos ayuda a reparar el daño celular provocado por la contaminación del aire y las toxinas procedentes de alimentos poco saludables. Nuestro sistema inmune también necesita glutatión para mantener un correcto funcionamiento, y esta sustancia inhibe la destrucción de las cápsulas de proteínas que utilizan los virus para expandirse por el organismo, lo que impide la liberación de dichos virus y previene infecciones.

Una investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha revelado, además, que el glutatión también puede afectar al atractivo sexual de los individuos. Los investigadores del CSIC realizaron un estudio con aves, en concreto con ejemplares de diamante mandarín, y observaron que los niveles celulares que presentaba esta molécula durante el crecimiento de los animales podían determinar la apariencia que tenían al llegar a adultos, y hacerles más atractivos para el apareamiento.

Los autores del trabajo han explicado que el glutatión podría ser un elemento clave para comprender los mecanismos que regulan el desarrollo y la forma de vida de los animales al permitirles adaptarse a las condiciones cambiantes del medio ambiente, ya que como se ha observado en el caso de las aves estudiadas favorece cambios en el organismo que pueden adelantar el periodo reproductivo en caso necesario.

El glutatión en la dieta

Para mantener unos niveles adecuados de glutatión es necesario consumir alimentos que lo contienen, como las frutas y verduras frescas, especialmente los espárragos, las espinacas, el aguacate, el brócoli o las coles de Bruselas, o los que son ricos en selenio, como las nueces y el pescado.

El glutatión puede ayudar a comprender los mecanismos que regulan el desarrollo de los animales, ya que favorece cambios en el organismo que pueden adelantar el periodo reproductivo en caso necesario

Sin embargo, para aumentar la presencia de glutatión en el organismo es muy importante la acción de lo que se conoce como precursores de glutatión, que son la cisteína, el ácido glutámico y la glicina, aminoácidos cuya función consiste en permitir que nuestro cuerpo pueda aprovechar el antioxidante. Estas sustancias también se ingieren a través de la dieta, aunque la cisteína es más difícil de obtener porque es sensible al calor y pierde muchas de sus propiedades cuando los alimentos se cocinan.

En algunos casos puede ser necesario tomar suplementos de glutatión y sus precursores, porque existen numerosos factores como las infecciones, el estrés, el consumo de tabaco, la práctica intensiva de deporte, la contaminación, etcétera, que pueden agotar las reservas de glutatión del organismo, y los bajos niveles de esta molécula se han asociado con una menor respuesta inmunitaria, trastornos del aparato respiratorio, y un mayor riesgo de enfermedades neurodegenerativas, entre otros problemas de salud.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Miguel Pita
El experto en genética Miguel Pita explica cómo influye nuestro ADN en nuestro comportamiento y preferencias. Foto @CarlosGivaja.

Miguel Pita

Doctor en Genética y Biología Celular, y autor de 'El ADN dictador'
"Estamos más determinados genéticamente de lo que nuestro cerebro quiere reconocer, porque hemos perdido la capacidad de vernos como animales, pero si nos fijásemos en otros animales observaríamos que en su programa genético llevan escritos muchos instintos que condicionan su conducta"

Salud en cifras

40%
puede aumentar el riesgo de muerte una mala salud bucodental
'Fuente: 'Universidad de Ciencias Médicas de Teherán''

PUBLICIDAD