PUBLICIDAD

Hongos en el lavavajillas, cómo evitar su aparición

A pesar de la elevada temperatura que se alcanza en el interior de los lavavajillas y del empleo de agresivos detergentes, existen hongos capaces de reproducirse en esas condiciones que son nocivos para la salud.
Hongos en el lavavajillas
Debes secar las gomas del lavavajillas tras cada uso porque los mohos se desarrollan en ambientes húmedos

A pesar de las elevadas temperaturas que se alcanzan en el interior de los lavavajillas en funcionamiento y del empleo de sales y detergentes agresivos, existen unos organismos patógenos capaces de resistir y proliferar en esas condiciones tan desfavorables, que son perjudiciales para la salud. Se trata de los hongos Exophiala dermatitidis y E. Phaemuriformis, que pueden ocasionar infecciones a los seres humanos, especialmente en el caso de personas con el sistema immune debilitado.

Su presencia en el electrodoméstico se descubrió en un estudio realizado en 2011 por la Universidad de Ljubliana, en Eslovenia. Los investigadores obtuvieron muestras de las gomas de las puertas de los lavavajillas de alrededor de 200 hogares, y aislaron los microorganismos en el 62% de los casos analizados. Las juntas de caucho y el depósito para el detergente de estos aparatos parecen ser las zonas preferidas de los patógenos, pero también se han detectado estos hongos, que tienen el aspecto de un moho negro, en lavadoras, cafeteras, y en el fregadero de la cocina.

Los hongos Exophialas se encuentran habitualmente en el suelo, en la madera, y en restos vegetales en descomposición, y pueden infectar a las personas a través de heridas producidas por una astilla o material contaminado, o por vía pulmonar mediante la inhalación, pero si infectan el lavavajillas, pueden adherirse a la vajilla y los cubiertos una vez lavados y ser ingeridos junto a la comida, y aunque no suelen afectar a los individuos sanos, las personas inmunodeprimidas son muy vulnerables a la infección de estos patógenos.

Cómo evitar los hongos en el lavavajillas

¿Es posible evitar la aparición de hongos en el lavavajillas? Los expertos señalan que estos electrodomésticos deberían disponer de un programa que permitiera desinfectarlos en vacío a temperaturas más elevadas de las que se usan en el lavado de los platos. En cualquier caso, es necesario limpiarlo periódicamente, bien con los detergentes indicados para ello, o bien con una pasta casera hecha con vinagre blanco y bicarbonato de sodio, aclarando después con un programa con el agua muy caliente (70ºC).

La humedad y los restos de comida favorecen la proliferación de mohos y bacterias en el lavavajillas

Recuerda que es muy importante eliminar los restos de comida antes de meter los platos y cubiertos en el lavavajillas, no solo para prevenir la presencia de hongos, sino también las bacterias que crecen en la comida en descomposición, y precisamente para evitarlo tampoco se deben dejar mucho tiempo los platos sucios en el interior del electrodoméstico. Además, hay que secar las gomas del aparato después de cada uso y dejar la puerta abierta, ya que los mohos se desarrollan en ambientes húmedos.

Aunque no podamos conseguir la esterilización total de la cocina, mantener las superficies, los grifos, el interior de los electrodomésticos, y los utensilios para guisar y comer limpios y secos, es la mejor forma de prevenir la aparición de todo tipo de microorganismos nocivos, ya que la humedad y los restos de comida favorecen la proliferación de mohos y bacterias.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD