PUBLICIDAD

Entrevistas de Salud al día
D. Ángel Cabrera Hidalgo, presidente de la Federación de Diabéticos Españoles

Dr. Ángel Cabrera Hidalgo

Presidente de la Federación de Diabéticos Españoles (FEDE)
“La diabetes es una enfermedad que puede tratarse de un modo eficaz, pero requiere un control estricto”

El Dr. Ángel Cabrera Hidalgo, presidente de la FEDE.

En nuestro país hay 5.000.000 de personas que sufren diabetes. Es decir, más del 12% de la población española. La Federación de Diabéticos Españoles (FEDE) es el órgano representativo de este amplio colectivo de pacientes. Charlamos con su presidente, Ángel Cabrera, que nos da unos buenos consejos para identificar sus síntomas, aprender a controlar la enfermedad y llevar una vida normal.

¿Qué síntomas pueden hacernos pensar que somos diabéticos?

Una persona puede estar varios años con un trastorno de tolerancia a la glucosa, e incluso con una Diabetes Mellitus tipo 2 sin saberlo debido a que en los primeros años no hay síntomas o son muy inespecíficos. No obstante, es necesario ser consciente de que existen algunos indicios que pueden alertar a una persona de estar padeciendo esta enfermedad, como el exceso de sudoración, cambios repentinos de humor, aumento considerable del apetito, sed intensa y ganas de orinar constantemente. Siempre que aparezcan algunos de estos síntomas, hay que acudir al médico para realizar un análisis de sangre que confirme o no el diagnóstico de diabetes.

Imagínese que me acaban de diagnosticar diabetes. ¿Podré hacer una vida normal?

Como la diabetes es una enfermedad crónica que acompaña a la persona durante toda su vida, el paciente debe involucrarse activamente en su gestión, lo que le reportará una buena calidad de vida, aparte de que se contribuirá a la reducción de los costes sanitarios, puesto que muchas de las complicaciones de la diabetes se pueden prevenir o retrasar. Para conseguirlo, debe haber, ante todo, una adherencia al tratamiento, así como la continuidad de una serie de pautas, entre las que destacan medidas relacionadas con los estilos de vida saludables, como una alimentación equilibrada, actividad física, mantenimiento de un peso adecuado, no fumar… Los medicamentos con frecuencia juegan también un papel importante, especialmente en el control de la glucosa, la presión sanguínea y lípidos en sangre. Por último, es importante ayudar a las personas con diabetes a obtener el conocimiento y las habilidades necesarias para manejar su condición y llevar una vida completa y saludable, lo cual se consigue a través de la educación diabetológica.

¿Qué consejos me daría para afrontar mi nueva situación?

Antes de empezar con un bombardeo de información, para el que el paciente recién diagnosticado pueda no estar preparado para asimilar inicialmente, lo primero es que le queden claros dos conceptos. Por un lado, que la diabetes es una enfermedad que puede tratarse de un modo eficaz, evitando o retrasando considerablemente complicaciones graves. Y, por otro, que la diabetes requiere un control estricto. No hay diabetes grave ni leve; lo que empeora su pronóstico es el mal control de la glucemia y los otros factores de riesgo vascular. De ahí la importancia de que tenga una buena educación diabetológica, a través de la que poder adquirir las herramientas necesarias para ser autónomo en la gestión de su patología. Por otra parte, le recomendaría que se pasara por la asociación de pacientes con diabetes más cercana a su domicilio, porque puede conocer a otras personas que estén en su misma situación, con las que poder intercambiar experiencias y lograr apoyo.

Alimentación y diabetes

¿Qué puede y qué no puede comer un paciente diabético?

La alimentación de las personas con diabetes no es sustancialmente diferente a la alimentación de la población en general. La dieta ideal para un paciente con esta patología es una dieta balanceada que se ajuste a sus necesidades, gustos, nivel de actividad física y estilo de vida; el nutricionista es la persona indicada para ayudarle en el diseño de una alimentación adecuada. A nivel general, los alimentos aconsejados para un consumo frecuente para las personas con diabetes son los siguientes:

  • Leche y lácteos: semidesnatados o desnatados, dependiendo de las necesidades individuales.
  • Carne, pescado, huevos y derivados: con la frecuencia que marcan las recomendaciones de una alimentación equilibrada.
  • Cereales y patatas: procurar combinarlos siempre con verduras.
  • Legumbres: se recomienda combinarles sólo con patata, arroz y verduras.
  • Verduras y hortalizas: son todas adecuadas, con un consumo aconsejado de una ración diaria en crudo (ensalada).
  • Frutas: frescas, y al ser posible con piel y bien lavadas.
  • Bebidas: agua, caldos desgrasados, infusiones, zumos naturales y licuados de frutas sin azucarar.
  • Grasas: aceites de oliva y semillas, mantequilla y margarinas vegetales.

¿Alguna alternativa para los golosos?

Tener diabetes no significa que no se pueda comer dulces. Las personas con diabetes pueden comer postres, utilizar edulcorantes y aun así mantener su nivel de glucosa en la sangre dentro de los parámetros normales. Algunas de las opciones para endulzar las comidas son las siguientes:

  • Azúcar y otros edulcorantes con contenido calórico, como miel, azúcar negra, melaza, fructosa, azúcar de caña y azúcar impalpable.
  • Edulcorantes de contenido calórico reducido como eritritol, hidrolizados de almidón hidrogenado, isomalta, lactitol, maltitol, mannitol, sorbitol y xilitol.
  • Edulcorantes de bajas calorías como el aspartamo.

¿Qué pautas debe seguir un paciente diabético para controlar su colesterol?

Es difícil establecer unos niveles comunes del colesterol para todos los sujetos, pero habitualmente se considera que el colesterol total debería ser inferior a 240 – 250 mg/dl y el LDL (colesterol malo), inferior a 100 – 130 mg/dl. Una medida importante para mantener el colesterol dentro de los límites tolerables es realizar una alimentación saludable disminuyendo el consumo de grasas saturadas, que se encuentran fundamentalmente en los embutidos, mantequillas, carnes grasas, huevos y bollería industrial.

¿Y para controlar la hipertensión?

Actualmente se considere hipertensión arterial cuando la cifra de presión arterial iguala o supera los 140/90 mmHg. Pero en el caso de la persona con diabetes, dado el mayor riesgo de presentar complicaciones, se recomienda que su presión arterial sea inferior a 130/85 mmHg. Para lograr un buen control de la misma, se aconseja realizar una alimentación saludable baja en sal, disminuir el sobrepeso y practicar ejercicio físico.

Higiene, ejercicio y embarazo en la diabetes

¿Hay algún tipo de cuidado higiénico específico que deba seguir un paciente con diabetes?

La diabetes puede afectar a todas las partes del cuerpo, incluso a la piel. Por este motivo, el baño diario, la hidratación y una continua protección solar son las medidas fundamentales para el cuidado de la misma. Por otro lado, la higiene bucodental también es una prioridad para los pacientes con diabetes, con el fin de prevenir infecciones, ya que tienen un mayor riesgo de aparición caries dentales, posiblemente por como consecuencia de la hiperglucemia.

¿Qué tipo de ejercicio puede hacer un diabético?

Se recomienda la realización de un programa de ejercicio adecuado a la condición física general y el estilo de vida de la persona. Los pacientes con diabetes pueden desarrollar cualquier deporte, aunque la actividad más recomendable es caminar, nadar, subir escaleras... Lo más fácil es realizar un ejercicio moderado de forma diaria (entre 100 – 160 pulsaciones por minuto) como paseos de 30 – 60 minutos al menos tres veces por semana.

Si una mujer diabética quiere quedarse embarazada, ¿qué tiene que tener en cuenta?

Si una mujer con diabetes tipo 2 está pensando en quedarse embarazada debe comunicárselo a su médico o enfermera, con el fin de poder preparar el embarazo con las mejores garantías. Se intentará conseguir un control glucémico lo mejor posible y se realizar una revisión completa para descartar complicaciones.

Control de las complicaciones de la diabetes

Pie de diabético, ceguera, problemas de riñón… ¿Cómo puedo evitar que aparezcan estas y otras complicaciones asociadas a la diabetes?

Cuanto mejor sea el control de la enfermedad, menores serán las consecuencias negativas en la calidad de vida de las personas con diabetes. En caso contrario, los pacientes con diabetes pueden padecer de manera prematura una serie de complicaciones de salud crónicas, derivadas precisamente de ese mal control. Entre ellas, pueden destacarse la neuropatía diabética (daño en los nervios), la retinopatía diabética (problemas de la vista), el pie diabético, la nefropatía diabética (daño en el riñón), así como enfermedades coronarias y derrame. Por lo que respecta a las personas que tienen un buen control de la patología, la aparición de estas complicaciones se retrasan en el tiempo e incluso se pueden evitar. Además, a esto también contribuye el haber asumido pautas saludables, como una alimentación equilibrada y variada; el mantenimiento de un peso adecuado; el control de la presión arterial y sus niveles de colesterol; ser físicamente activo de manera regular; no fumar, y visitar al médico con regularidad, aun cuando la persona se encuentre bien.

¿Algún truco para llevar mejor y normalizar el tema de las inyecciones de insulina?

Para algunas personas, la idea de inyectarse insulina les da miedo o ansiedad al principio. Cuando el paciente tenga la práctica que le permita utilizarla cómodamente para su bien, la inyección de la insulina rápidamente se convierte en una parte regular de su rutina diaria. Lo que hay que destacar también -y que es una de las principales reivindicación de la Federación de Diabéticos Españoles (FEDE)- es que las Administraciones Públicas se deben de implicar más en la obligación de prohibir las recomendaciones orientadas hacia la reutilización de agujas para plumas de insulina, al ser materiales de inyección de un solo uso.

¿Usted cree que llegaremos a ver algún día el fin de la diabetes?

En la actualidad, la diabetes no tiene curación, pero se está investigando en varias líneas para conocer las causas y prevenir su aparición, para curarla y para mejorar las pautas de tratamiento y control. La investigación con células madre ha abierto nuevas expectativas para la curación de muchos trastornos crónicos como la diabetes, pero no se sabe con exactitud cuándo se llegará a obtenerlos.

Etiquetas:

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10
casos de cáncer de laringe se diagnostican cada día en España
'Fuente: 'Red Española de Registros de Cáncer: REDECAN''

PUBLICIDAD