PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

Las dietas sin gluten se extienden entre no celíacos

Expertos en gastroenterología han explicado que hay diez veces más personas que siguen una dieta sin gluten de las que tienen un diagnóstico de celiaquía, lo que puede dificultar la detección de esta enfermedad.
Las dietas sin gluten se extienden entre no celíacos

El 95% del trigo que se cultiva ahora se mejora genéticamente, lo que puede haber influido para que el sistema inmune se muestre más reactivo frente a este alimento.

30 de Diciembre de 2015

Cada vez hay más personas que, pese a que no tienen un diagnóstico de celiaquía, siguen una dieta con restricción de gluten; de hecho, como ha señalado el Dr. Julio Bai, especialista en gastroenterología y Jefe de Servicio en el Hospital Dr. Carlos Bonorino Udaondo de Buenos Aires (Argentina), en el marco del primer Talk celebrado por Elsevier y la Asociación Española de Gastroenterología (AEG), en la actualidad hacen este tipo de dieta diez veces más personas de las que son diagnosticadas como celíacas, y se trata de una tendencia en expansión.

La incidencia de la enfermedad celíaca se está duplicando cada 20 años a nivel mundial, tanto en niños como en adultos

Los expertos reunidos en esta convocatoria también alertaron de que se están multiplicando los casos de enfermedad celiaca –la incidencia se está duplicando cada 20 años–, tanto en niños como en adultos, en todo el mundo, lo que en su opinión podría deberse al retraso en la introducción del gluten en la dieta de los pequeños, al empleo de determinados antibióticos y, sobre todo, a que la sensibilidad al gluten está muy vinculada a los cambios que se han producido en los hábitos alimenticios y en el consumo de trigo a nivel mundial.

Como ha explicado el Dr. Javier Molina, coordinador del Grupo de Trabajo de Enfermedades del Esófago, Estómago y Duodeno de la AEG, el 95% del trigo que se cultiva ahora se mejora genéticamente, lo que puede haber influido para que el sistema inmune se muestre más reactivo frente a estas especies en las que se ha modificado el mapa de las proteínas del trigo. Además, añade, en los últimos 20 años también ha variado la forma en la que se procesa el trigo, y se ha producido una aceleración al introducir levaduras sintéticas o aditivos, que tienen como consecuencia la aparición de proteínas o residuos tóxicos que no se digieren bien, o provocan una reacción anormal del sistema inmune.

Con respecto a las personas que, sin ser celíacas, han eliminado el gluten de su dieta porque así se encuentran mejor, el Dr. Miguel Montoro, responsable de la Unidad de Gastroenterología y Hepatología del Hospital San Jorge de Huesca, y responsable del Grupo de Docencia de la AEG, ha señalado que esto puede dificultar el diagnóstico de celiaquía, y que la mayoría de estos pacientes presentan lesiones menores o atrofia vellositaria parcial debido a que no consumen todo el gluten que deberían.

El Dr. Montoro ha insistido en la importancia de desenmascarar esta enfermedad prestando atención no solo a los síntomas gastrointestinales –que suelen ser inespecíficos y similares a los del síndrome del intestino irritable–, sino también a los extra gastrointestinales, como lesiones cutáneas, cefalea o menopausia precoz (en el caso de mujeres adultas), así como a los antecedentes familiares del paciente.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

40%
de los pacientes con alguna enfermedad reumática considera que su dolor no está controlado
'Fuente: 'Sociedad Española de Reumatología (SER)''