PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Nutrición en lactantes
Durante los seis primeros meses de vida la leche materna -o la leche de fórmula- es el único alimento que necesita un bebé. A partir de esa edad, ya se pueden incorporar otros alimentos a la nutrición del lactante.
Escrito por Redacción de Webconsultas,

A partir del octavo mes

La nutrición del lactante sufre un cambio a partir del octavo mes de vida, veamos en qué consiste:

Desarrollo del bebé a partir del octavo mes

En esta etapa el bebé empieza a tener el carácter más definido, es perseverante en sus actos, muestra un gran interés por aprender cosas nuevas, y tiene una mayor capacidad para concentrarse. No tiene miedo a subir o bajar por escaleras, ya que es capaz de moverse a cuatro patas por cualquier lado. Empieza a ponerse de pie, agarrándose con sus manos para no caerse.

Está en la época de coger todo e introducirlo en su boca, por ello hay que tener un especial cuidado con las cosas que se dejan a su alcance.

El bebé duerme menos que en meses anteriores pero sigue necesitando dos siestas durante el día, una por la mañana y otra un poco más larga después de comer.

Es capaz de entretenerse con sus juguetes durante más tiempo, familiarizándose con nociones como:

  • Arriba / abajo.
  • Dentro / fuera.
  • Sólido / líquido.

Nutrición recomendada en lactantes a partir del octavo mes

Alimentos que el bebé puede empezar a comer a partir del octavo mes

Ya le han salido los primeros dientes, pudiendo comer trocitos de alimentos blandos, como por ejemplo, fruta. Se alimenta él mismo sujetando su cucharita o cogiendo trozos de fruta con sus dedos. Prueba mayor variedad de alimentos por lo que su sentido del gusto se va desarrollando, haciéndose cada vez más sensible a diferentes combinaciones de sabores.

Empieza a beber en vaso. Al principio se recomienda darle un vaso antigoteo diseñado especialmente para niños.

Alimentos que puede empezar a degustar el bebé:

  • Cereales con gluten y féculas:Trigo bien cocido (muy blandito).
    • Pasta bien cocida.
    • Trocitos blandos de patata.
  • Huevos:
    • Yema del huevo (la mitad como máximo, dos veces a la semana).
  • Fruta:
    • Fresas.
    • Cerezas.

Actualizado: 22 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD