PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Dieta vegetariana durante el embarazo
La dieta vegetariana no es incompatible con el embarazo, al contrario, puede resultar beneficiosa para la madre y el feto siempre que haya un buen control médico, y se suplemente con ácido fólico, hierro y vitamina B12.
Escrito por Leire Moneo, Periodista experta en alimentación

Control prenatal de la embarazada vegetariana

Las rutinas de cualquier mujer embarazada implican al menos una visita al ginecólogo en cada trimestre, que suele ir acompañada de un análisis de sangre completo, así como del control del peso y de la tensión arterial, además de una revisión al bebé a través de ecografía. “Si la paciente parte del normopeso y mantiene un buen aporte dietético con las premisas anteriores y el consumo recomendado de suplementos, los controles prenatales no tienen por qué diferir de una gestante no vegetariana, ya que no se ha demostrado que los hijos de madres que siguen este tipo de alimentación tengan mayor incidencia de crecimiento intrauterino restringido”, explica Alba Miranda, ginecóloga del equipo del Doctor Rodríguez Zambrano, del Hospital Universitario HM Puerta del Sur, en Móstoles, Madrid.

En este sentido, David Román, portavoz de la Unión Vegetariana Española, matiza que “la mujer vegetariana no es una persona enferma, ni tiene por qué tener un embarazo de riesgo únicamente por su forma de alimentarse, por lo que si sigue las recomendaciones de su médico no tiene por qué tener más controles de los habituales”. De hecho, su tipo de alimentación puede traerle más ventajas que inconvenientes, pues, tal y como resalta este experto, “estas mujeres no tienen los inconvenientes que se derivan del consumo excesivo de carne, como la mayor ingesta de grasas saturadas, o una presión sanguínea elevada derivada del consumo de productos cárnicos. Además, en estas gestantes también se evita el peligro de consumir un exceso de residuos de mercurio derivados de la ingesta de pescados grandes como el atún”.

Lactancia más prolongada en mujeres vegetarianas

Toda la comunidad científica está de acuerdo en afirmar que la lactancia materna es el mejor alimento para los niños recién nacidos. Y de ello son bien conscientes las mujeres vegetarianas que, en la mayoría de los casos, tal y como confirman desde la Unión Vegetariana Española, apuestan por dar el pecho a su bebé. “La lactancia materna en la población vegetariana suele tener más adherencia que en otras mujeres, quizás porque son más conscientes de que la leche materna es el mejor alimento para sus hijos, de ahí que se esfuercen más por procurar mantener el pecho. De hecho, según nuestros estudios, los hijos de mujeres vegetarianas están de media 12 meses tomando leche materna”, confirma David Román.

Durante este periodo, las recomendaciones que deben seguir estas mujeres son similares a las de la gestación, por lo que se aconseja tomar diariamente el suplemento de vitamina B12, así como los suplementos de yodo y ácido fólico. “Durante la lactancia hay que aumentar la ingesta calórica en unas 500 calorías extra diarias, y es muy importante mantener una buena hidratación. Si se mantiene una nutrición variada, con especial atención en la ingesta de calcio, vitaminas y hierro, la mujer vegetariana no tiene por qué sufrir ningún déficit”, asegura Alba Miranda.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Semana a Semana
 

Embarazo semana a semana

Guía de salud de la embarazada

Escrito por:

Leire Moneo

Periodista experta en alimentación
Leire Moneo

PUBLICIDAD

Salud en cifras

80%
de los españoles no toma un desayuno equilibrado y saludable
'Fuente: 'II Estudio Lidl-5 al día sobre los Hábitos del Desayuno en España''

PUBLICIDAD