PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Nutrición en lactantes
Durante los seis primeros meses de vida la leche materna -o la leche de fórmula- es el único alimento que necesita un bebé. A partir de esa edad, ya se pueden incorporar otros alimentos a la nutrición del lactante.
Escrito por Redacción de Webconsultas,

Nutrición a partir del cuarto mes

Veamos ahora con detenimiento cómo ha der ser la nutrición en lactantes a partir del cuarto mes en función de su desarrollo y necesidades específicas:

Desarrollo del bebé a partir del cuarto mes

Llegamos al quinto y sexto mes de vida del bebé. Empezamos a observar como cada vez duerme menos (aproximadamente 9 o 10 horas diarias). Empieza a imitar los sonidos que escucha o por lo menos lo intenta, como por ejemplo: “gu-gu”, “ta-ta”, etcétera. Es capaz de extender los brazos hacia la madre, es decir, utiliza todo su cuerpo para poder expresarse y comunicarse con la mamá. Siendo más sociable con la gente que tiene alrededor, por ejemplo su hermano, los abuelos... Riéndose o chillando cada vez que le hacen una mueca.

A partír del sexto mes el bebé come más, se mueve más y duerme menos. Tiene ganas de gatear por todos los rincones de la casa. Se mantiene sentado poco tiempo ayudándose con sus manos y codos para mantenerse. Cuando escuche voces y diferentes entonaciones, será capaz de buscar la procedencia de esa voz volviendo su cara hacia la persona que habla.

Es en este momento cuando empieza a comprender el significado del “no”, siendo los padres los encargados de sentar las primeras bases de la educación del bebé. Tampoco falta mucho para que empiece a salir su primer diente de leche, con todo lo que ello acarrea:

  • Le duelen las encías.
  • Llora y se queja con más facilidad.
  • Chupa y mastica objetos con intensidad.

Nutrición en lactantes recomendada a partir del cuarto mes

El bebé disminuye el reflejo de succión y empieza a tragar la leche con la parte anterior de su lengua. Al haberse desarrollado más su aparato digestivo (mayor tamaño del estómago, desarrollo de nuevas enzimas en su intestino capaz de digerir mayor número de alimentos, etcétera), puede tragar alimentos con diferentes texturas a las acostumbradas anteriormente, pudiendo ser éstas más gruesas.

A partir del sexto mes empieza a ser cada vez más frecuente el reflejo de masticar y menos el de chupar o succionar. El bebé comienza gradualmente a hacer cuatro comidas diarias descubriendo una amplia variedad de alimentos. Como su aparato digestivo ya ha madurado, es capaz de digerir las proteínas presentes en el pescado y la carne.

Alimentos que el bebé puede empezar a comer a partir del cuarto mes

Controla mejor los movimientos de su lengua y labios, por ello, aunque todavía no le han salido los primeros dientes, puede tragar texturas más gruesas (papilla, puré...) triturando alimentos como la carne o el pescado.

Alimentos que el bebé puede empezar a comer a partir del cuarto mes:

  • Cereales con gluten y féculas (patata):
    • Harina (trigo).
    • Patatas.
    • Centeno, cebada.
    • Pasta triturada.
    • Sémola (muy fina y bastante cocida).
  • Carnes (como máximo la consumirá una vez al día):
    • Pollo.
    • Pavo.
    • Jamón cocido.
    • Ternera.
    • Cordero.

Actualizado: 22 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD