PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Nutrición en el embarazo
Las necesidades nutricionales de la mujer embarazada aumentan, por eso, hay que llevar una dieta sana, variada y equilibrada que las cubra y permita llevar a buen término la gestación. No comas por dos, come mejor.
Escrito por Redacción de Webconsultas,

Requerimientos de minerales durante el embarazo

Los minerales son los elementos químicos inorgánicos de la dieta. Son muy importantes durante el embarazo porque desempeñan funciones como: formar parte de los tejidos como hueso y dientes, regular el impulso nervioso al músculo, intercambio de iones en las membranas celulares, etcétera.

El hierro en el embarazo

Hierro en el embarazo

Es un mineral de gran importancia en el organismo, donde la mayor parte se encuentra en los glóbulos rojos mientras que parte se halla en los músculos. En el caso de las mujeres embarazadas representan una situación especial, ya que además de necesitar hierro para su organismo, necesitan cubrir necesidades del feto y la placenta.

Si las cantidades de hierro se encuentran por debajo de los niveles normales al inicio del embarazo, el riesgo de anemia es importante; sin embargo, si al inicio tiene unos niveles normales de hierro, es probable que continúe así, o aparezca una anemia leve. De ahí que el hierro sea el único nutriente que se necesita en mayor cantidad que las que puede suministrarse sólo a partir de la dieta. Por estos motivos es muy frecuente (a veces imprescindible) dar un suplemento de hierro.

Fuentes de hierro: ostras, carne vacuna, espinacas, pan de centeno, sardinas, huevo, fruta seca (higos, ciruelas, etc), almendras, cacao, remolacha, brécol, hígado  y alimentos enriquecidos con hierro.

El hierro puede encontrarse sólo en un porcentaje del 10 ó 15% del total de los alimentos que se ingieren. La vitamina C aumenta la absorción de hierro.

Calcio para gestantes

Calcio para gestantes

Es uno de los minerales que más abunda en el cuerpo. El 99% del calcio corporal está localizado en los huesos y dientes.

Es necesario para el crecimiento y desarrollo de los huesos y dientes del bebé, para la coagulación de la sangre, para las transmisiones nerviosas, etcétera.

En el embarazo el metabolismo de este mineral se ve alterado por los cambios hormonales, que producen un aumento en la absorción y retención, entre otras. La existencia de vitamina D es indispensable para la absorción de calcio.

La ingesta de calcio conduce a un aumento de 400 mg sobre la ingesta normal de una mujer mayor de 25 años.

Fuentes de calcio: productos lácteos, salmón, sardinas, grano de soja, levadura de cerveza, semilla de sésamo, almendras, algas, col rizada, etc.

Fósforo en la gestación

Fósforo en la gestación

Mineral que, junto con el calcio y la vitamina D, es el ingrediente fundamental para la formación de huesos y dientes sanos. Además, junto con el calcio, es esencial para las transmisiones nerviosas. Por lo general el fósforo se le encuentra en los mismos alimentos que contienen calcio.

Yodo para embarazadas

Yodo para embarazadas

Es un elemento natural necesario para el organismo. El yodo es fundamental para la correcta fabricación de las hormonas por parte de la glándula tiroides, que a su vez son imprescindibles para el desarrollo del sistema nervioso y el crecimiento.

Su ingesta puede producirse a través de sal yodada, alimentos que contengan yodo (pescados, huevo) o mediante suplementos indicados por el especialista.

La deficiencia de yodo puede causar la enfermedad denominada hipotiroidismo fetal, que tiene como consecuencia complicaciones como cretinismo (retraso mental), anomalías, aborto, etcétera.

Actualizado: 25 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD