PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Salmón
El salmón es un pescado que se ha puesto de moda, y con razón, ya que además de su sabor delicado y de ser gastronómicamente muy versátil, posee un tipo de grasas muy beneficiosas para la salud.
Escrito por Arantza Ruiz de las Heras, Dietista-Nutricionista, Complejo hospitalario de Navarra

Beneficios del salmón para la salud y contraindicaciones

Salmón saludable

El consumo de salmón reduce el riesgo de sufrir problemas cardiovasculares

Debido a una composición nutricional excelente gracias a su contenido en grasas saludables, el salmón es un alimento que se recomienda incluir en la dieta de las personas que presenten factores de riesgo para desarrollar una enfermedad cardiovascular, o en el caso de aquellos pacientes que hayan sufrido ya algún episodio de este tipo:

1- Episodio propiamente dicho de enfermedad o accidente cerebrovascular: angina de pecho, infarto, trombo…

 2- Presencia de factores de riesgo que aumenten el peligro de desarrollar enfermedades como:

  • Hipercolesterolemia (aumento de colesterol en sangre).
  • Hipertrigliceridemia (aumento de grasas en sangre).
  • Hipertensión (aumento de tensión arterial).
  • Diabetes (alteración en el metabolismo de la glucosa).
  • Sobrepeso y obesidad (exceso de grasa corporal). Teniendo en cuenta las raciones habituales y moderadas de consumo.

Contraindicaciones del consumo de salmón

Aunque para una gran mayoría de la población el consumo habitual de salmón es muy recomendable, existen algunas situaciones donde está contraindicado y debemos tener cuidado.

Por ejemplo, cuando el salmón es salado, ahumado o congelado, el contenido de sal aumenta de manera notable. En estos casos, las personas con hipertensión o problemas de retención de líquidos deberían restringir su consumo.

También en el caso de una dieta biliar por algún problema de digestión o absorción de las grasas de la dieta, sería conveniente moderar mucho su consumo, ya que aunque la grasa que contiene es saludable, no deja de ser grasa.

Por supuesto, en casos de intolerancia alimentaria a alguno de sus componentes o de alergia al pescado, será necesario realizar una dieta de exclusión. Esto significa que habrá que eliminar totalmente este alimento, junto con otros, de la alimentación.

Asimismo, en el caso de padecer hiperuricemia o valores elevados de ácido úrico en sangre, sería aconsejable controlar el aporte de salmón en la dieta, ya que posee purinas que aumentan estas cifras.

Actualizado: 7 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

20%
hay que incrementar la ingesta de agua durante el verano
'Fuente: 'Cátedra Internacional de Estudios Avanzados en Hidratación (Cieah)’'

PUBLICIDAD