PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

Dieta mediterránea y frutos secos mejoran la memoria

Una dieta mediterránea que incluya frutos secos, rica en sustancias antioxidantes y antiinflamatorias, mejora la memoria y protege contra el deterioro cognitivo asociado a la edad, según revela un estudio.
Dieta mediterránea y frutos secos mejoran la memoria

El consumo de frutos secos mejora la función cognitiva.

12 de Mayo de 2015

El estudio PREDIMED (Prevención con Dieta Mediterránea) ya demostró que seguir esta dieta junto al consumo de aceite de oliva virgen o frutos secos, reducía significativamente el riesgo cardiovascular, pero ahora ese estudio también ha comprobado que añadir el consumo de frutos secos –especialmente nueces– a la dieta mediterránea mejora la función cognitiva.

Estudios previos habían aportado evidencias de que la dieta mediterránea y el consumo frecuente de frutos secos resultaba beneficioso para la cognición y podía prevenir el desarrollo de alzhéimer. Para confirmar estos datos, se realizó un ensayo con 447 personas con edades comprendidas entre los 55 y los 80 años, que presentaban un elevado riesgo cardiovascular pero cuya cognición era normal, y que habían participado en el estudio PREDIMED.

Los individuos que habían seguido la dieta mediterránea suplementada con frutos secos –un 50% de los cuales eran nueces– mostraban una significativa mejoría de la memoria en comparación con el grupo control

Estas personas, que fueron sometidas a test neuropsicológicos, se dividieron en tres grupos que siguieron tres dietas diferentes. Dos de estas eran de tipo mediterráneo, y una de ellas fue suplementada con aceite de oliva virgen extra, mientras que en la otra se incluyeron frutos secos. El tercer grupo tomó una alimentación baja en grasas.

Cuando el estudio terminó, los investigadores observaron que los individuos que habían seguido la dieta con frutos secos –un 50% de los cuales eran nueces– mostraban una significativa mejoría de la memoria en comparación con el grupo control. Se detectaron 37 casos de deterioro cognitivo leve, 17 entre las personas que habían seguido la dieta con aceite de oliva, 12 en el grupo control, y solo 8 en los que consumieron frutos secos con la dieta.

Los expertos creen que los efectos beneficiosos de la dieta mediterránea acompañada de frutos secos se deben a que se trata de una alimentación muy rica en antioxidantes y sustancias antiinflamatorias, y que en concreto las nueces, que tienen un alto contenido en polifenoles que neutralizan la oxidación, pueden contribuir a mejorar la salud neurológica.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

15.000
niños menores de cinco años murieron cada día en 2016
'Fuente: 'Informe 'Niveles y Tendencias en la Mortalidad Infantil 2017', publicado con UNICEF, el Banco Mundial y la División de Población de UNDESA''