PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Jalea real: el secreto de la abeja reina
Aunque su sabor no es especialmente agradable, las propiedades de la jalea real compensan su ingesta: fortalece las defensas, aporta energía y resistencia física mental, retrasa el envejecimiento de la piel…
Escrito por Eva Salabert, Periodista experta en salud

Propiedades de la jalea real

La jalea real tiene fama de ser una sustancia casi mágica, y no es para menos si tenemos en cuenta que las abejas comunes viven alrededor de 45 días, mientras que la reina, que solo se alimenta de este producto, llega a vivir cinco años. Si extrapolamos estas cifras al ser humano, y consideramos que una persona vivirá 80 años, es como si esa misma persona, por tomar jalea real, pudiera alcanzar los 3.200 años, es decir, 40 veces más.

Además de modificar su ciclo vital (la reina crece mucho más rápido que las obreras) e incrementar espectacularmente su longevidad, este concentrado nutricional facilita el desarrollo de la reina, que dobla en tamaño a sus congéneres y que, además, es la única con capacidad para reproducirse.

Beneficios de la jalea real para la salud

En las personas, sin embargo, no tiene los mismos efectos que en la abeja reina y no constituye el elixir de la eterna juventud, pero se ha comprobado que la jalea real tiene numerosas propiedades beneficiosas como:

  • Estimula las defensas naturales del organismo.
  • Aporta energía y reduce la sensación de fatiga.
  • Incrementa la resistencia física y mental y mejora el rendimiento sexual.
  • Por sus propiedades antisépticas y bactericidas está considerada como un antibiótico natural que protege al organismo frente a infecciones.
  • Regula y mejora el funcionamiento del aparato digestivo.
  • Aporta vitaminas, minerales y oligoelementos, particularmente necesarios en estados postoperatorios, y en personas inapetentes o con el sistema inmunitario debilitado.
  • Actúa como un regenerador celular que retrasa el envejecimiento prematuro de la piel, y favorece su hidratación y elasticidad.
  • Equilibra la tensión arterial.
  • Reduce el colesterol.
  • Activa la circulación sanguínea.
  • Previene las enfermedades cardiovasculares por contener sustancias que ejercen una acción vasodilatadora.

Actualizado: 20 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

1
de cada 3 pescados consumidos en España podría transmitir el anisakis
'Fuente: 'Organización de Consumidores y Usuarios (OCU)''

PUBLICIDAD