PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Soja: el regalo de los dioses
En el Lejano Oriente la soja forma parte de la dieta de la población desde hace milenios. Descubre cómo sacarle partido y las cualidades nutricionales que la hacen digna de su buena fama.
Escrito por Eva Salabert, Periodista experta en salud

Qué es la soja

La soja es una legumbre rica en ácidos grasos esenciales, que presenta un bajo contenido en grasas saturadas, y constituye una fuente de proteínas de excelente calidad. Además, incluye vitaminas del grupo B, vitamina E, minerales (hierro, calcio, fósforo, potasio y zinc) e isoflavonas (que actúan como antioxidantes, entre otras muchas propiedades beneficiosas para la salud).

Esta planta de la familia de las leguminosas se ha empleado tradicionalmente para elaborar aceite o alimentos como leche, tofu o brotes de soja, y su consumo se ha popularizado también en los países occidentales en los últimos 20 años, donde los expertos han llegado a definir la soja como uno de los alimentos más completos que existen.

La soja contiene, a igual peso, el doble de proteínas que la carne

Propiedades saludables de la soja

La soja es la legumbre con mayor cantidad de proteínas que, además, son de alta calidad, al contrario de lo que ocurre con las proteínas procedentes de otros alimentos de origen vegetal, que tienen un bajo contenido en aminoácidos mientras que la soja, por el contrario, contiene una cantidad suficiente de estos aminoácidos (a excepción de la metionina, que se puede conseguir incluyendo en la dieta otros alimentos, como los cereales). Y es que la soja aporta casi 37 gramos de proteínas por cada 100 gramos lo que implica que, a igual peso, contiene el doble de proteínas que la carne.

Es un alimento rico en grasas, en su mayoría poliinsaturadas, como los ácidos grasos omega 3 y omega 6, necesarios para el correcto funcionamiento del metabolismo, la circulación sanguínea, el sistema inmunológico, el cerebro... También contiene lecitina, que seguramente conocerás como emulsionante (E-322), ya que figura en las etiquetas de muchos productos que puedes adquirir en el supermercado, como chocolate, margarinas, repostería industrial, etc.

Otra de sus propiedades está relacionada con su contenido en fibra, 15,7 gramos de fibra por cada 100 gramos de soja, la convierten en un magnífico aliado para combatir o aliviar el estreñimiento, mejorando el tránsito intestinal.

En cuanto a los hidratos de carbono, también están presentes en la composición de la soja (15,8 gramos por cada 100) y, en su caso, se trata de hidratos de carbono con bajo índice glucémico.

En los países del Lejano Oriente la soja ha formado parte de la dieta de la población durante milenios, ya que la consideraban un alimento con un alto valor nutricional y con propiedades para prevenir enfermedades. En China, donde fue descubierta, formaba parte de las cinco semillas sagradas creadas por los dioses (junto con el arroz, el trigo, la cebada y el mijo).

Actualizado: 28 de Mayo de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Ángela Quintas

La dietista-nutricionista Ángela Quintas explica cómo combinar los alimentos para aprovechar mejor sus nutrientes, y nos ofrece consejos y pautas para adelgazar sin pasar hambre, sin poner en riesgo la salud, y de forma definitiva.

Ángela Quintas

Experta en nutrición, y autora de ‘Adelgaza para siempre’
“La gente que hace dieta y pierde seis kilos en una semana lo que baja son líquidos y masa muscular; y si baja la masa muscular, disminuye el metabolismo basal, se produce el ‘efecto rebote’, y se recuperan los kilos perdidos en forma de grasa”

PUBLICIDAD

Salud en cifras

85%
de los trastornos de la conducta alimentaria aparecen entre los 14 y los 18 años
'Fuente: 'Dra. Mª Angustias Salmerón, colaboradora de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria de Atención Primaria (SEPEAP)''