PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
El desayuno perfecto
La primera toma del día es la más importante. Y es que, el desayuno nos despierta el cerebro, nos endulza la mañana y nos carga de energía. Veamos cómo debe ser un desayuno completo y saludable.
Escrito por Arantza Ruiz de las Heras, Dietista-Nutricionista, Complejo hospitalario de Navarra

La importancia del desayuno

“Desayunar como un rey, comer como un príncipe y cenar como un mendigo”. Este refrán resume el gran valor de la primera toma del día. No es la primera vez y, supongo que no será la última, que oímos que el desayuno es la comida más importante del día; que no debemos saltarla y que debemos tomarnos nuestro tiempo para desayunar correctamente. Y es cierto, pero… ¿por qué? O mejor dicho, ¿para qué es fundamental el desayuno?

La palabra desayuno ya nos indica mucho: des-ayuno,  ‘deshacer el ayuno’, es decir, romper con esas horas nocturnas sin haber ingerido alimento. Durante la noche, lo habitual es no realizar actividad física o mental, salvo turnos de noche y excepciones, por lo que la energía necesaria es la de mantenimiento de nuestras funciones básicas. Tras diez o doce horas de ayuno, las reservas a corto plazo están agotadas. Por este motivo, el desayuno realmente recarga la batería de nuestro cuerpo. Y es más que una metáfora. Introduce glucosa en sangre para llegar a las células del cerebro y los músculos.

La importancia del desayuno

Si pensamos en los pequeños de la casa y su programación, ¿no es cierto que cuando más ejercicio mental y físico realizan es durante la jornada matinal? Se supone que es cuando más descansados están y mejor asimilan toda esa actividad. Pero si los niños no disponen de material energético para estar concentrados en clase y coger los apuntes clave, aparece la sensación de somnolencia, cansancio y malestar y, como consecuencia, bajo rendimiento escolar. Si los jóvenes tienen su cerebro y músculos con las reservas bajo cero, no son capaces de seguir el ritmo trepidante de su día a día. Si los adultos comenzamos nuestra jornada laboral sin haber alimentado a nuestro organismo, es imposible que el rendimiento vaya acorde a nuestros esfuerzos.

En muchos casos, priorizamos dormir diez minutos más a desayunar en condiciones, sin tener en cuenta que, esos diez minutos suponen no poder estar al nivel de nuestras exigencias durante toda la mañana. De hecho, según el estudio Enkid, el 8,2% de los niños y jóvenes no desayuna; aproximadamente el 20-30% de los escolares no realiza un desayuno completo; y únicamente el 34% de los adolescentes emplea más de 10 minutos en tomar el desayuno. Craso error, ya que en todas las etapas de la vida necesitamos la glucosa del desayuno:

  • Les sucede a los bebés que gastan y gastan calorías sin parar en crecer, mantener la temperatura corporal y madurar todos los órganos y sistemas.
  • Les sucede a los niños y niñas en cualquier etapa cuyo aprendizaje consume mucha energía y que no paran de investigar en todo el día.
  • A los adolescentes, donde el rápido crecimiento y desarrollo, suponen un gasto añadido a su vida llena de compromisos.
  • A los jóvenes que estudian, trabajan y han de hacerse un sitio en esta sociedad competitiva.
  • A los adultos que debemos estar bien despejados para mantener el puesto de trabajo y llevar a cabo todas nuestras obligaciones en este torbellino de vida.
  • Y les sucede a los mayores que necesitan esfuerzos extra para mantenerse activos y en buena forma.

Además, hay estudios que demuestran que, si no se toma un desayuno adecuado que cubra las necesidades de nuestro organismo, el deseo de consumir alimentos grasos durante la mañana será mayor, por lo que también aumenta el riesgo de excesos. Es decir, un desayuno saludable y completo colabora en el mantenimiento del peso corporal correcto y es un factor preventivo de sobrepeso y obesidad. Este dato se refiere tanto a niños y adolescentes como a adultos.

Actualizado: 15 de Marzo de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Ángela Quintas

La dietista-nutricionista Ángela Quintas explica cómo combinar los alimentos para aprovechar mejor sus nutrientes, y nos ofrece consejos y pautas para adelgazar sin pasar hambre, sin poner en riesgo la salud, y de forma definitiva.

Ángela Quintas

Experta en nutrición, y autora de ‘Adelgaza para siempre’
“La gente que hace dieta y pierde seis kilos en una semana lo que baja son líquidos y masa muscular; y si baja la masa muscular, disminuye el metabolismo basal, se produce el ‘efecto rebote’, y se recuperan los kilos perdidos en forma de grasa”

PUBLICIDAD

Salud en cifras

25
gramos de azúcar al día (6 terrones) debe ser la ingesta máxima según los expertos
'Fuente: 'Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN)''