PUBLICIDAD

Entrevistas de Dieta y nutrición
Entrevista: Mariló Montero y Sergio Fernández, autores de 'Saber cocinar: receta

Mariló Montero y Sergio Fernández

Autores de 'Saber cocinar: recetas light'
“Cocinar de forma más ligera no implica prescindir de una gran variedad de alimentos y de todo el sabor en el plato”

Mariló Montero y Sergio Fernández pasan los consejos televisivos de 'Las mañanas de la 1' a un nuevo libro.

Cuidar, no sólo nuestra línea, sino también la salud, y tomar alimentos más ligeros y saludables son algunas de las propuestas que nos brinda ‘Saber Cocinar Recetas Light’ (Ed. Temas de hoy), la última publicación del cocinero Sergio Fernández y la periodista Mariló Montero. Ambos cuentan con varios volúmenes sobre cocina publicados a sus espaldas y, tras años mostrándonos miles de recetas y trucos culinarios en el programa de televisión 'Las mañanas de la 1', ahora nos proponen interesantes técnicas para conseguir cocinar platos más ligeros sin sacrificar el sabor. En este recetario se desmitifica la idea de que cocinar de forma ‘light’ se reduce a la combinación de ensaladas y pescados al vapor.

Dieta sana, ejercicio y nada de dietas milagro: los trucos de Mariló Montero

Muchas personas comienzan en esta época multitud de dietas, y buscan recetas que ayuden a perder peso y mantener la línea. ¿Qué nos ofrece en este sentido ‘Saber cocinar: recetas light’?

Este libro es similar a un amigo que está viviendo en nuestra cocina y que cada día nos sugiere los alimentos que debemos tomar, porque piensa que debemos tener una alimentación sana y equilibrada.

Mucha gente piensa que tan solo con una alimentación más ligera conseguirá perder esos kilos de más antes del verano. Sin embargo, ¿qué hábitos saludables son los más aconsejables para conseguir mantener la línea de una manera efectiva?

“Vamos a cuidar nuestro cuerpo y no pretendamos caer en una talla imposible, en un margen de tiempo imposible…”

Es importante combinar una alimentación sana con la práctica del ejercicio físico. Para conseguir perder esos kilos que nos sobran, que llevamos a rastras desde Navidades  y no hay forma de quitárselos, no debemos hacerlo de una forma drástica. Los kilos se van si se hace bien. Por ello, si le prestamos atención a ese amigo que este libro, combinado con ejercicio, conseguiremos el tono muscular y perder la grasa que nos sobra de una forma progresiva, pero certera y eficaz. En resumen, lo importante es mantener unos hábitos de vida saludables.

Cada vez hay más dietas milagro que nos prometen resultados inmediatos, sin apenas esfuerzo. Algunas de ellas han suscitado polémica por su escaso aval científico. ¿Crees que somos verdaderamente conscientes de sus riesgos?

“No pasa nada por querernos tal y como somos, por observar nuestro cuerpo, mirar nuestra piel y la tersura que tiene, su tonificación…”

Las dietas milagro nacen de un impacto mediático cuyos principales resortes suelen ser mujeres muy famosas que, después de un embarazo, salen en todos los medios de comunicación en muy pocos días habiendo perdido veinte kilos. Es el mismo caso de actrices que nos llegan desde Hollywood y que tienen unos cuerpos fascinantes. Las admiramos a través de la televisión y el cine, sin embargo, es importante saber que la luz del cine mejora mucho las pieles y consigue que admiremos a mujeres a las que no se les ve ni un gramo de celulitis. Por otro lado, las fotografías están casi siempre modificadas con Photoshop. Un programa que no critico, porque es una herramienta de trabajo, pero que hay que tener presente que ese cuerpo realmente no es así. Es decir, no pasa nada por querernos tal y como somos, por observar nuestro cuerpo, mirar nuestra piel y la tersura que tiene, su tonificación…

Si nos están sobrando kilos no debemos caer en la trampa de querer ser como estas mujeres en un día, porque no lo vamos a conseguir. De esta forma sólo conseguiremos que nuestros órganos, aquellos de los que muchas veces no nos acordamos, como el hígado, los riñones, el páncreas, el intestino o el estómago, sufran. Esos órganos están esperando a que nosotros los tratemos bien. Si no lo hacemos, un día llamarán a nuestra puerta y nos avisarán: ‘te portaste mal conmigo y hoy te paso factura”. Creemos que siempre tendremos la edad que tenemos hoy, pero lo cierto es que Dios tiene mucho futuro previsto para nosotros y ese cuerpo lo tenemos que conservar hasta que el destino y Dios quieran. Mientras tanto, vamos a cuidarlo y no pretendamos caer en una talla imposible, en un margen de tiempo imposible.

En definitiva, ¿Qué consejo daría a toda la gente que se enfrenta ante la disyuntiva de seguir este tipo de dietas para conseguir una pérdida rápida de peso?

No hagan caso a ninguna receta milagro. Hagan caso a su sensatez y sobre todo, a los profesionales.

Sergio Fernández: Los secretos de la cocina ‘light’

 

En muchas ocasiones se abusa del término ‘light’ para denominar tipos de alimentos que nada tienen que ver con pérdida de peso o reducción de calorías. ¿A qué nos referimos cuando decimos que un alimento es ‘light’?

“El término ‘light’ se refiere a conseguir cocinados más ligeros, reduciendo las grasas, las calorías y utilizando técnicas de cocina mucho más saludables, como una plancha, un horneado o un vapor”

A veces pensamos que ya, por llevar el apellido ‘light’, todo es maravilloso y nos podemos hartar a comer. Esto no es así. Como siempre, lo más aconsejable es siempre la moderación, comer con salud. El término ‘light’ se refiere a conseguir cocinados más ligeros, reduciendo las grasas, las calorías y utilizando técnicas de cocina que van a ser mucho más saludables. Es el caso de una plancha, un horneado o un vapor. En líneas generales, estas recetas tienen como denominador común la ausencia de ingredientes excesivamente calóricos, como es el caso de las natas, algunas variedades de queso o un exceso de productos cárnicos. Estas son las líneas generales que conforman el patrón necesario para ayudarnos a cocinar bien, a disfrutar de la comida y no aborrecerla. Muchas veces, cuando hablamos de comida ligera, se nos viene a la cabeza una triste lechuga o un tomate… Nada más alejado de la realidad: huyamos de eso y comamos bien, pero siempre con el adecuado control para mantener la línea.

¿Qué tipos de alimentos son los más adecuados para conseguir una dieta más ligera?

Podemos combinar alimentos de mar, con verduras, frutas… También podemos incluir la carne en nuestras recetas ligeras, porque también tenemos productos cárnicos muy ligeros. Todas estas clases de alimentos, combinándolos con una grasa tan saludable como nuestro buen aceite de oliva virgen, que es una maravilla, nos permitirán conseguir resultados diez. También es necesario para ello un cocinado justo, sin caer en técnicas que nos hagan perder nutrientes. Es interesante la combinación de sabores dulces, salados, amargos, más tiernos, mezclados con crujientes… Todo ello al final nos dará como resultado una gran variedad de platos muy atractivos.

En este sentido, ¿cambian las técnicas de cocinas que debemos emplear?

No siempre, por ejemplo, el microondas nos va a servir de gran aliado. Es el caso de la tortilla de patatas elaborada en el microondas, que tan sólo con unas gotitas de aceite nos va a quedar en su punto. También nos van a ayudar en nuestras recetas ‘light’ la plancha o el horno. Muchas veces no depende tanto de la técnica, sino de cómo debemos evitar castigar esa técnica: por ejemplo, una saludable plancha se puede convertir en algo muy calórico si nos pasamos con el aceite. Todo en su justa medida: ese es el secreto.

Durante años la cocina con aceite ha estado prohibida para todos aquellos que quieren seguir una dieta ‘light’. Sin embargo, esta idea ha cambiado en los últimos tiempos y de hecho, en muchas recetas de vuestro libro se ha utilizado el aceite. ¿Cómo lo utilizamos de una forma menos calórica en nuestros platos?

“Hay que tener muy en cuenta que cuando hablamos de ‘dieta’ es imprescindible relacionarla con los consejos y recomendaciones de un doctor o un nutricionista”

Por ejemplo, si en un rehogado o un sofrito tapamos el recipiente con una tapa, conseguimos que se concentre el vapor, y al final, con menor cantidad de aceite conseguimos el mismo resultado. En la plancha, en lugar de verter aceite sobre la sartén, lo rociamos con un pulverizador: conseguiremos la mínima cantidad de aceite y un resultado diez porque al final el alimento se fríe igual. También podemos utilizar el aceite para disfrutar de una vinagreta más suave si sustituimos el aceite por mango. Aportaremos más volumen a nuestro plato al tiempo que reducimos mucho el consumo del llamado ‘oro líquido’ y una consecuente reducción de calorías.

¿Sobran las habituales dietas si diariamente comemos de una forma ‘light’, es decir, con una cocina más ligera y con menos calorías?

Como siempre, lo mejor es llevar una alimentación equilibrada y controlar todo cuánto comemos. Creo que sí podríamos encontrar en este tipo de cocina una alternativa a las sempiternas dietas, pero hay que tener muy en cuenta que cuando hablamos de ‘dieta’ es imprescindible relacionarla con los consejos y recomendaciones de un doctor o un nutricionista. Él es quien realmente nos va a guiar de forma adecuada en su elaboración y en cualquier problema que pudiéramos tener.

En el libro ‘Saber cocinar: recetas light’ encontramos una decena de trucos de cocina para conseguir que nuestros platos sean más saludables. ¿Puedes adelantarnos alguno?

Quiero compartir con  vosotros una fórmula para conseguir una divertida vinagreta de colores a base de esa fruta que se nos está quedando madura en casa: la mezclamos con agua, una pizca de sal, una gotita de vinagre, un toquecito de pimienta y un chorrito de aceite de oliva. Si trituramos bien todos estos ingredientes el resultado será una deliciosa vinagreta –del color según la fruta que hayamos utilizado– que podemos conservar en la nevera para combinar más adelante con ensaladas o cualquier plato frío. De esta forma hemos conseguido aprovechar fruta que no va a ir a la basura, hemos reducido el consumo de calorías porque hemos utilizado menos dosis de aceite y, al final, todo el sabor en  la mesa.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD