PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Dieta Post Navidad
Se acabaron las comilonas, si quieres recuperar la figura perdida por los excesos de estas fiestas navideñas, sigue los consejos de nuestra nutricionista para eliminar calorías de una manera equilibrada.
Escrito por Raquel Bernácer, Dietista-nutricionista

Estructura tu alimentación diaria tras las navidades

Nuestra primera recomendación para seguir esta dieta depurativa post navideña es hacer cinco comidas al día. Tiene su fundamento, ya que de esta manera ayudamos al cuerpo a mantener los niveles de glucosa en sangre y a llegar a la siguiente comida sin un apetito atroz.

Desayuno y media mañana

Se trata de la primera comida del día, y la más importante también. Después de ocho o más horas en ayuno, nuestro cuerpo necesita recuperarse para afrontar el comienzo del día con energía. Está demostrado que las personas que no desayunan tienden a acumular más peso, por eso, si eres de los que no desayuna, tienes que animarte a hacerlo. Deben estar representadas las frutas, los lácteos, los alimentos ricos en hidratos de carbono, las grasas saludables y algún tipo de alimento proteico. Puedes distribuir estos alimentos a lo largo de la mañana, en un primer desayuno más ligero al levantarnos y un tentempié a media mañana.

Comida

Es importante que en la comida se encuentren representados los principales grupos de alimentos: farináceos (cereales (si son integrales, mejor), tubérculos, legumbres…), proteicos (carnes, pescado, huevos), frutas, verduras y grasas saludables. Podemos realizar un plato único en el que estén representados todos estos grupos de alimentos o un primero, segundo y postre. Aquí es necesario controlar el tamaño de las raciones (no utilices platos excesivamente grandes), los tipos de cocción y el aporte graso del alimento.

Merienda

La merienda debe ser ligera. Una pieza de fruta o un yogur desnatado, con una infusión puede ayudarnos a mantener el apetito hasta la cena.

Cena

Aquí es donde más errores se cometen. Desde suprimirla del todo hasta cenar sólo fruta o un yogur… La cena debe ser muy similar a la comida en cuanto a la presencia de los grupos de alimentos. Si bien es importante este hecho, sí que podemos confeccionarnos menús mucho más ligeros, como ensaladas, sopas, cremas o purés de verduras, pescado a la plancha…, así como disminuir el tamaño de las raciones. Es interesante que no nos vayamos a la cama con sensación de pesadez en el estómago, por eso podemos intentar cenar a una hora temprana. 

Actualizado: 17 de Marzo de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD