PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

La intervención con probióticos y prebióticos, una prometedora estrategia en patología digestiva

Probióticos y prebióticos

16 de Diciembre de 2010

Numerosos estudios han puesto de manifiesto que el consumo de probióticos y prebióticos tiene efectos beneficiosos sobre el organismo. Más de 200 investigadores se reunen en Madrid para participar en el II Workshop Probióticos, Prebióticos y Salud: Evidencia Científica, que tiene por objeto analizar los principales descubrimientos que se han hecho en este ámbito. Entre los objetivos del encuentro está iniciar el proceso que permita crear la Sociedad Española de Probióticos y Prebióticos.

Uno de los coordinadores del Workshop, el doctor Francisco Guarner, del Hospital Valle de Hebrón de Barcelona, explica que existen un gran número de patologías relacionadas con trastornos del ecosistema intestinal, como  el estreñimiento crónico, el colon irritable o síndrome de intestino irritable, la dispepsia, o la distensión abdominal, las infecciones provocadas por Helicobacter pylori, o la alta incidencia de cáncer colorrectal, y que el empleo de probióticos y prebióticos en su prevención y tratamiento supone una nueva forma de abordar estas patologías que puede ofrecer buenos resultados.

Durante la reunión, también se tratará la posibilidad de usar estas sustancias en otros campos distintos al de las patologías digestivas, como la ginecología, o en el tratamiento de la  cirrosis hepática, una enfermedad en la que se podrían utilizar los probióticos para evitar que se produzca un cuadro de peritonitis, que constituye una grave complicación de la cirrosis.

Los expertos reunidos en el encuentro analizarán los estudios que se han realizado hasta ahora para detectar cuáles son los mecanismos de actuación con los que prebióticos y probióticos consiguen efectos beneficiosos sobre la salud, para elaborar protocolos que tengan como objetivo potenciar todavía más la efectividad de estas sustancias. Entre las investigaciones que se presentarán destaca una que pretende explicar cómo los bebés que se alimentan de leche materna se encuentran protegidos frente a determinadas infecciones o alergias, para lo que se ha secuenciado el genoma completo del Lactobacillus salivarius, una cepa probiótica que se ha aislado en la leche materna y en heces de lactante.

Los investigadores trabajan también para evaluar las propiedades inmunomoduladoras de prebióticos y probióticos, ya que podrían representar una terapia alternativa en el manejo de las enfermedades de carácter autoinmune.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD