PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

La intoxicación por setas puede requerir un trasplante hepático

En España se producen cada año hasta 400 intoxicaciones por comer setas venenosas, y en el 30% de los casos se trata de una intoxicación grave que puede requerir un trasplante de hígado.
Setas venenosas riesgo de trasplante de hígado

29 de Enero de 2013

En España se producen cada año hasta 400 intoxicaciones por comer setas venenosas, y en el 30% de los casos se trata de una intoxicación grave que puede requerir un trasplante de hígado.

Sin embargo, especialistas reunidos con motivo de la VIII Jornada de Actualización en Toxicología, alertan de que tres de cada diez trasplantes hepáticos que se realizan para solucionar este tipo de intoxicaciones no tienen éxito porque la intervención llega demasiado tarde.

Tres de cada diez trasplantes hepáticos que se realizan para tratar una intoxicación grave por setas no tienen éxito porque la intervención llega demasiado tarde

El Dr. Joseph Piqueras, del Servicio de Hematología del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona, ha explicado que la intoxicación por setas evoluciona rápidamente, por lo que es necesario un diagnóstico precoz para que el trasplante se realice al segundo o tercer día. Y añade que es preciso identificar parámetros que permitan predecir la intoxicación antes de que el paciente entre en un coma profundo o tenga los niveles de bilirrubina muy altos.

Este experto advierte que la clave para evitar intoxicaciones es recolectar y consumir únicamente aquellas setas que se conozcan perfectamente, y no comerlas cuando se tenga cualquier duda al respecto, y señala que la Amanita phalloides es una de las más peligrosas, ya que se le atribuyen hasta el 90% de los casos que terminan con la muerte del intoxicado.

En cuanto a los síntomas de una intoxicación por setas, el Dr. Piqueras explica que se pueden confundir con los de una indigestión, ya que suelen consistir en molestias abdominales, náuseas, vómitos, mareo, diarrea… Además, si las primeras manifestaciones de la intoxicación se presentan más de seis horas después del consumo de las setas, pueden ser más graves.

El especialista recomienda mantener al paciente hidratado y acudir cuanto antes al servicio de urgencias del hospital más cercano.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD