PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

Las vitaminas A, C y E protegen la salud visual

Los especialistas aconsejan el consumo de alimentos ricos en vitaminas A, C y E para proteger la salud visual, y prevenir la aparición de enfermedades asociadas al envejecimiento como la degeneración macular.
Las vitaminas A, C y E protegen la salud visual

Kiwi, rico en vitamina C

29 de Octubre de 2013

Los especialistas aconsejan el consumo de alimentos ricos en vitaminas A, C y E para mantener y mejorar la salud de los ojos, y prevenir la aparición de enfermedades asociadas al envejecimiento como la degeneración macular.

El mejor consejo para conseguirlo, según el oftalmólogo Marc Montolio, es seguir una dieta equilibrada, especialmente a partir de los 60 años, porque se ha detectado que las personas mayores, sobre todo las que tienen más de 70 años, no siempre tienen una nutrición adecuada porque en muchos casos no toman suficientes frutas y verduras frescas, ni pescado.

Los especialistas de Bausch & Lomb –compañía líder en oftalmología– explican que la vitamina A, por ejemplo, además de prevenir la aparición de trastornos visuales, ayuda a mejorar la visión nocturna. Esta vitamina se encuentra presente en los lácteos, y en pescados como el atún, el salmón, las sardinas o la caballa, que también son ricos en Omega 3, que protege frente a la degeneración macular.

Tampoco deben faltar en la dieta vegetales con carotenos –una sustancia que se transforma en vitamina A-, como las zanahorias, el berro, las espinacas, el pimiento rojo, el tomate o los albaricoques.

La vitamina E, gracias a sus propiedades antioxidantes, ayuda a prevenir trastornos como la degeneración macular asociada a la edad

La vitamina C protege a los ojos frente a las radiaciones ultravioletas, y contribuye a prevenir afecciones de la retina o el cristalino como las cataratas. Los alimentos más ricos en este micronutriente son los cítricos –limón, pomelo, naranja o mandarina–, los kiwis y los frutos rojos (fresas, frambuesas y moras).

La vitamina E, por su parte, tiene propiedades antioxidantes, por lo que ayuda a prevenir trastornos como la degeneración macular, una grave patología que causa el progresivo deterioro de las células, con la consiguiente pérdida de visión. Esta vitamina se puede obtener con el consumo de cereales, frutos secos y vegetales de hoja verde como el brócoli, las acelgas, la lechuga, las endibias…

Fuente: Bausch & Lomb

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD