Dieta y nutrición
Vitaminas
Cada una de las 13 vitaminas cumple una función concreta en el organismo, y su carencia puede causar problemas de salud. Descubre sus fuentes alimentarias y las cantidades diarias recomendadas.
Escrito por Arantza Ruiz de las Heras, Dietista-Nutricionista, Complejo hospitalario de Navarra

Vitamina B1

Recomendaciones diarias de Vitamina B1:

1,1-1,5 mg/día en adultos.

La vitamina B1, también llamada tiamina, es  una vitamina hidrosoluble del grupo B denominada también factor antiberiberi.

Al ser una vitamina hidrosoluble pasa al agua de cocción durante el tratamiento culinario y enriquece el caldo. Así que, para tomar mayor contenido en tiamina, se recomienda no escurrir los platos.

En algunos países donde la base de la alimentación son cereales refinados, puede presentarse carencia en esta vitamina, es el caso de ciertas zonas de oriente.

Ciertos alimentos o componentes de la dieta como el pescado, el café o el té pueden provocar la destrucción de tiamina a nivel intestinal.

FuncionesFunciones de la vitamina B1

  • Participa en reacciones químicas de respiración celular y es la encargada de ayudar a las células a transformar los hidratos de carbono en energía.
  • Colabora en la síntesis de ácidos grasos.
  • Interviene en el metabolismo de los hidratos de carbono.
  • Participa en el transporte de sodio.

FuentesFuentes alimentarias principales de vitamina B1

  • Carne e hígado en general y de cerdo en particular.
  • Cereales, pan, leguminosas, pastas, frutos secos, huevos.
  • Germen de trigo, levadura de cerveza, salvado de arroz.
  • Pescado.
  • Carnes magras.
  • Soja.
  • Productos lácteos.
  • Frutas y verduras.

Entrevista con el experto

Juan Ramón Hidalgo

El presidente de la Sociedad Española de Seguridad Alimentaria (SESAL), Juan Ramón Hidalgo Moya

“La mayoría de las toxiinfecciones alimentarias están asociadas a incidencias ocurridas en el hogar”

Juan Ramón Hidalgo

Presidente de la Sociedad Española de Seguridad Alimentaria (SESAL)

Salud en cifras

20%
menos del aporte calórico diario recomendado se asocia con menor riesgo de padecer alzhéimer o párkinson
Fuente: 'Sociedad Española de Neurología'