PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Edulcorantes
Incluir edulcorantes en la dieta diaria en sustitución del azúcar podría contribuir a frenar la epidemia de obesidad que se extiende por los países desarrollados. Descubre sus tipos y los mitos que los rodean.
Escrito por Raquel Bernácer, Dietista-nutricionista

Mitos de los edulcorantes artificiales

El mundo de los edulcorantes artificiales tampoco se salva de verse rodeado de controversias y mitos respecto a su uso. Algunos de ellos dicen que aumentan el riesgo de cáncer en humanos. Sin embargo, se han realizado numerosos estudios científicos para comprobar la seguridad de estos ingredientes y hoy en día no existe evidencia que pueda afirmar este riesgo.

Además, recientemente la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria ha revisado un estudio sobre la relación del aspartamo y el cáncer en ratones, así como otro estudio epidemiológico sobre el consumo de refrescos edulcorados y el aumento de la incidencia de parto prematuro, concluyendo que no hay razón para revisar la seguridad de los edulcorantes artificiales.

Otro de los mitos sin base científica que circulan es que los edulcorantes estimulan la sensación de hambre o incluso producen aumento de peso. De nuevo, no hay estudios que sustenten tal afirmación y, de hecho, en el marco de una alimentación variada y equilibrada, los edulcorantes pueden ser de gran utilidad.

Cada edulcorante tiene establecida su ingesta diaria aceptable, es decir, la cantidad máxima considerada segura para consumo diario durante toda la vida. Estas cantidades se establecen en función de los estudios de seguridad realizados y están fijadas, además, en un nivel 100 veces inferior a la mínima cantidad que puede causar problemas de salud.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

1
de cada 3 pescados consumidos en España podría transmitir el anisakis
'Fuente: 'Organización de Consumidores y Usuarios (OCU)''

PUBLICIDAD