PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Meal Prep
El Meal Prep consiste en planificarse con antelación y elaborar menús semanales para llevar en táper al trabajo. Te explicamos cómo ponerlo en práctica para comer de forma saludable, y ahorrar tiempo y dinero.
Escrito por Natalia Castejón, Periodista

Qué es el Meal Prep

Táperes con comida preparada

Para practicar el Meal Prep solo necesitas algunos táperes.

El táper ha sido siempre un aliado para todos aquellos que no podían permitirse pagar un menú diario en el trabajo o no tenían tiempo para ir a casa a comer. Sin embargo, el Meal Prep con táperes se ha puesto de moda en los últimos meses, especialmente en las redes sociales, donde ya son muchas las cuentas que profesan la filosofía de la preparación con antelación de los menús para comer sano, a la vez que se ahorra tiempo y dinero.

Existen dos variantes del Meal Prep, y la más sencilla consiste en dejar preparados todos los alimentos que necesitaremos para elaborar las comidas; es decir, lavar, cortar, pelar o sazonar todo lo que incluya la receta, además de utilizar los característicos táperes para almacenarlo. Pero también se puede hacer en el sentido extenso, en el que además de realizar los pasos anteriores, se cocina y se deja preparado para solo tener que calentarlo cuando se vaya a comer.

Pero el Meal Prep no solo está orientado a la comida de táper en el trabajo, sino que también se puede adoptar esta rutina para preparar los platos de toda la familia, ya que es una buena manera de controlar lo que se come y llevar una dieta saludable, evitando así los imprevistos y las prisas que casi siempre derivan en el consumo de comida basura, además de ahorrar, ya que planificando las comidas se puede realizar una compra más eficiente, y aprovechar también las sobras.

La filosofía Meal Prep se basa en una organización meticulosa de las comidas, con el fin de comer más sano, y ahorrar tiempo y dinero

Uno de los grandes atractivos de esta tendencia en las redes sociales es la manera de colocar los alimentos en el táper, que suele ser muy meticulosa y colorida, pues casi siempre incluyen algunas verduras. Además, existen táperes con separadores, que ahorran espacio a la vez que facilitan la organización de los diferentes platos del menú, sin que se mezclen los sabores.

Meal Prep

4 Pasos para poner en práctica el Meal Prep

Lo primero que debes hacer si quieres poner en práctica el Meal Prep es adquirir varios táperes; se recomienda que sean de cristal para que se puedan refrigerar, congelar, o calentar directamente, y que tengan diferentes tamaños para poder incluir los aperitivos de media mañana o tarde. Si se utilizan de plástico, o bolsitas, hay que asegurarse de que no contengan BPA. Hay que tener en cuenta que también se pretende comer por los ojos, es decir, que el menú resulte apetecible, así que la presentación en el táper es importante. ¿Ya tienes los recipientes? Pues manos a la obra:

  1. En primer lugar, hay que planear las comidas diarias de los siguientes días. Por ello se recomienda dedicar unos minutos a pensar y anotar los menús de como máximo cinco días, pues si transcurre más tiempo los ingredientes pueden perder propiedades. Para elaborar comidas deliciosas, pero también divertidas y variadas, se pueden coger ideas de cuentas como @mealprepsociety, @mealprepdaily, o cualquier libro de cocina.
  2. Cuando tengas todos los menús realiza la lista de la compra con todos los ingredientes que vas a necesitar. Esta es una buena manera de ahorrar dinero, no comprar en exceso y, por supuesto, no tirar comida caducada o en mal estado a la basura. Debes de tener en cuenta los menús que has elegido, qué alimentos se pueden congelar, cuáles debes comer frescos, etcétera.
  3. Ahora es el momento de empezar a preparar los ingredientes. Las piezas de carne hay que dividirlas en porciones individuales; de esta manera puedes congelarlas y sacar solo las que necesites en cada momento. Un truco es colocar las especias con la carne en el mismo recipiente para guardarlo todo junto, excepto la sal y la pimienta, porque así ira cogiendo el sabor.

    En cuanto a vegetales como la cebolla, pimiento, zanahoria, y demás, se deben guardar lavados, pelados y cortados, listos para echar a la sartén o al horno; también se pueden congelar y se hará de la misma manera que la carne, en raciones. Por último, las frutas y algunas verduras como la lechuga, no pueden congelarse, pues se oxidan o se queman por el frío. La mejor manera de conservarlas es refrigerarlas en el frigorífico hasta su consumo, aunque si piensas tomarlas en batidos puedes congelarlas sin problemas.
  4. Si vas a dejar la comida preparada para solo tener que calentarla en el microondas, es el momento de encender los fogones. Puedes aprovechar una tarde para preparar la comida de varios días; así aprovecharás el tiempo y el calor del horno. Una buena manera de preparar varios alimentos a la vez es colocar sobre la bandeja del horno papel de aluminio y dividir el espacio en tantas partes como variantes de comida queramos hacer. Las divisiones se pueden realizar con el mismo papel de aluminio, arrugándolo, para evitar que se transfieran los sabores. Otra idea, si se va a preparar el mismo tipo de carne, es separar las porciones con verduras.

Después de estos cuatro pasos ya tendrías tus táperes listos. Recuerda variar los menús cada semana para que no resulten aburridos, y presentarlos de manera colorida y bien colocados. Un placer para todos los sentidos.

Actualizado: 26 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

80%
de los españoles no toma un desayuno equilibrado y saludable
'Fuente: 'II Estudio Lidl-5 al día sobre los Hábitos del Desayuno en España''