PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

Revelan por qué el chocolate negro es cardiosaludable

Un estudio revela que los microbios ‘buenos’ presentes en el intestino fermentan el chocolate negro, y producen sustancias antiinflamatorias que reducen la inflamación del tejido cardiovascular.
Revelan por qué el chocolate negro es cardiosaludable

El chocolate negro contiene sustancias antioxidantes

19 de Marzo de 2014

Microbios beneficiosos presentes en el intestino, como las bífidobacterias y las bacterias del ácido láctico, crecen cuando se ingiere chocolate negro, y fermentan este alimento produciendo compuestos antiinflamatorios que, cuando son absorbidos por el organismo, reducen la inflamación del tejido cardiovascular y disminuyen el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular.

Esta es la conclusión de una investigación realizada por científicos de la Universidad de Louisina (Estados Unidos), que ha analizado los efectos del chocolate negro sobre distintos tipos de bacterias estomacales. Los investigadores emplearon un modelo de tracto digestivo realizado con varios tubos de ensayo que habían sido modificados para que simulasen una digestión normal, y utilizaron bacterias fecales humanas para someter las sustancias no digeribles a la fermentación anaeróbica.

Los compuestos antiinflamatorios derivados de la fermentación del chocolate negro reducen la inflamación del tejido cardiovascular y el riesgo de ictus

Analizaron tres tipos de cacao en polvo, un ingrediente del chocolate que contiene sustancias polifenólicas o antioxidantes, como la catequina y la epicatequina, y fibra dietética. Los autores del trabajo comprobaron que la fibra se fermentaba y los polímeros polifenólicos se metabolizaban en moléculas más pequeñas y fáciles de absorber que presentaban actividad antiinflamatoria.

John Finley, director del estudio, ha explicado también que combinar la fibra que contiene el cacao con alimentos prebióticos puede favorecer el estado de salud de una persona y contribuir a que los polifenoles del estómago se conviertan en compuestos antiinflamatorios, porque los microbios intestinales buenos proliferan en presencia de prebióticos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD