PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Salsas ligeras saludables
Una buena salsa es la clave de muchas recetas, pero para evitar aderezos poco saludables hay que utilizar ingredientes sabrosos y reducir las grasas. Aprende cómo elaborar salsas ligeras y deliciosas.
Escrito por Leire Moneo, Periodista experta en alimentación

Salsas ligeras para pescados y carnes

El kétchup y la mayonesa son los básicos que no faltan en ninguna despensa, más aún si hay niños en casa, pero hay muchas otras opciones, y más sanas, para acompañar la carne y el pescado, pues un simple filete de pollo o una tajada de merluza a la plancha pueden resultar deliciosos si se aderezan con salsas cargadas de sabor y colorido. Aquí tienes algunos ejemplos de salsas ligeras y sabrosas para carnes y pescados:

  • Salsa de frutos rojos. Especialmente recomendada para acompañar carnes, esta salsa se elabora salteando los frutos rojos variados en una sartén con unos 20 gramos de azúcar hasta que caramelice. Regar con medio vaso de vino dulce, sazonar con sal, y dejar reducir. Si se pasa por un colador la textura será más homogénea.
  • Crema de ajo. Esta suave crema adereza carnes y pescados aportando muy pocas calorías. Para prepararla es necesario hornear dos cabezas de ajo sin pelar con un chorro de aceite, vino blanco, sal y romero, durante 30 minutos a unos 140 grados. Una vez tiernos, se pelan y se saca la carne del ajo. A continuación se machacan en un mortero y se añade el jugo sobrante del asado, con una cucharada de miel y un toque de sal y pimienta.
  • Aliño de soja. La soja es un aderezo muy recomendable que combina tanto con carnes como con pescados. Los preparados que se comercializan son una buena solución, aunque hay que tener cuidado y no excederse, ya que son muy concentrados.
  • Salsa de setas. Para conseguir que esta salsa sea más ligera es necesario mezclar las setas y los champiñones con leche en vez de con nata, y añadir cebolla bien picada, ajo, y un poco de pimienta.
  • Salsa de hierbabuena. Este aromático acompañamiento se consigue al triturar las hojas de hierbabuena con algo de aceite. A continuación se añaden poco a poco dos yogures naturales desnatados, y se sazona con sal y pimienta. El resultado es una salsa muy fresca que se recomienda servir bien fría.

Actualizado: 7 de Octubre de 2015

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Leire Moneo

Periodista experta en alimentación
Leire Moneo

PUBLICIDAD

Salud en cifras

80%
de los españoles no toma un desayuno equilibrado y saludable
'Fuente: 'II Estudio Lidl-5 al día sobre los Hábitos del Desayuno en España''

PUBLICIDAD