PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
La dieta del verano
En cuanto el calor aprieta estamos más tiempo fuera de casa, nos apetecen alimentos fríos y no queremos pasarnos el día cocinando. Toma nota de nuestros consejos para comer sano estas vacaciones.
Escrito por Adriana Hernández, Periodista experta en nutrición y vida sana

Sopas frías, cremas y líquidos

El exceso de calor y las altas temperaturas hacen que el riesgo de deshidratación sea más alto y la señal natural de que tenemos sed no siempre sea un indicador fiable. Para evitar bajadas de tensión o mareos bebe líquidos en abundancia, lo recomendable es tomar dos litros de agua a lo largo del día, aunque también puedes ayudarte de verduras y frutas frescas, que son ricas en agua. Y para ello la diversidad de sopas frías, cremas y líquidos que podemos preparar es innumerable. 

En la variedad está el gusto, así que haz que tu nevera tome color y llénala de zumos, té helado, bebidas refrescantes bajas en azúcar, batidos naturales, horchata y granizados.

La sopa ahora se toma fría

Vamos a rendir pleitesía a las sopas frías, aquellas que nos ayudan a alcanzar los niveles óptimos de hidratación y que son un plato único en sí mismas repleto de vitaminas y minerales. ¿Todavía no sabes a qué nos referimos? Pues al gazpacho de toda la vida (o al de sandía para los más cool), a la vichyssoise (o crema de puerros para los que suspendieron en francés), a la crema de calabacín, a la de pepino y yogur (¡estamos contigo pepino!) o al ajoblanco. Haz que la batidora se sienta protagonista en tu cocina.

Los ingredientes con los que se elaboran estas sopas o cremas frías, además, son muy saludables. El gazpacho, por ejemplo, es rico en fibra y en vitaminas C, A y E, que aportan sobre todo el pimiento y el tomate. Este último contiene licopeno, un antioxidante muy potente, y carotenoides, que ejercen un efecto protector frente al sol y contribuyen a prolongar el bronceado de forma natural. Otro de sus ingredientes, el ajo, se considera un alimento funcional en sí mismo gracias a sus numerosas propiedades beneficiosas para la salud. Y una de sus grandes ventajas es que es bajo en calorías, especialmente si le añades poco pan, por lo que puedes incluirlo en tu dieta veraniega de forma habitual.

Los principales ingredientes de la vichyssoise son puerros, ricos en potasio, fibra, y vitaminas C y B6, y con propiedades diuréticas; y patatas, que además de aportar vitaminas C y B6 y potasio, como los puerros, también son ricos en hidratos de carbono, indispensables para el buen funcionamiento del organismo. Y si prefieres reducir la cantidad de calorías de esta crema fría, siempre puedes sustituir la nata por leche desnatada.

En cuanto al ajo blanco, esta especialidad de las cocinas andaluza y extremeña se elabora con pan, almendras, ajos, aceite de oliva virgen extra y vinagre de jerez, y su componente estrella, las almendras, contienen ocho aminoácidos esenciales, además de proteínas, grasas, hidratos de carbono, diversas vitaminas, especialmente vitamina E, y minerales como calcio, fósforo, hierro y magnesio, entre otros. 

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

80%
de los españoles no toma un desayuno equilibrado y saludable
'Fuente: 'II Estudio Lidl-5 al día sobre los Hábitos del Desayuno en España''

PUBLICIDAD