PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Cómo comprar marisco
En fechas navideñas, langostinos, almejas y bogavantes están de moda en nuestras mesas. Te mostramos cómo ahorrar al comprar marisco y cómo elegir las mejores piezas en función del plato que cocines.
Escrito por Adriana Hernández, Periodista experta en nutrición y vida sana

Qué marisco escoger en función del plato a preparar

Cada marisco tiene "una función" en la cocina. Por eso, aquí te damos las claves para saber qué marisco escoger según el plato que quieras preparar:

  • Para dar sabor a los famosos fumet de pescado, caldos o guisos, nada mejor que aprovechar las cabezas y cáscaras de los crustáceos. Una vez hervidos con agua, se tiran.
  • Si te vas a dar un homenaje con los amigos o con la familia o quieres instruir a un extranjero en la cultura del buen comer, prepara una mariscada que incluya especies diferentes. Un ejemplo para cuatro-seis personas, aunque esto varía según gustos, disponibilidad y precios, sería comprar dos centollas grandes, dos bueyes de mar grandes, cuatro nécoras grandes, dos bogavantes y un kilo de langostinos. Sólo tendrás que cocerlos y listos para comer.
  • Como entrante especial puedes poner unas cigalas a la plancha, unos langostinos hervidos, unas almejas al cava, unos mejillones hervidos con salsa de nata y vino blanco, hacer unos caracoles picantes, las brochetas de gambas empanadas son un poco engorrosas de hacer, pero quedan de lujo, o puedes optar por unos canapés variados de changurro (carne desmenuzada del centollo), unos cangrejos de río o la famosa langosta.
  • Para unos entrantes más de diario, podéis adquirir unas gambas y hacerlas a la plancha o tomarlas directamente hervidas con alguna salsa alioli o mayonesa. Un plato rico son las gambitas al ajillo que puedes adquirir congeladas y peladas a buen precio. Un cóctel de marisco o un plato de almejas a la marinera (aceite, ajo, pimentón, vino blanco) son otras opciones.
  • A la hora de pedir un plato principal, si os gusta el arroz, yo me suelo decantar por una rica paella a banda (en donde los mariscos están pelados y cortados) o un arroz con bogavante. Otra opción más ligera es el calamar, la sepia a la plancha o los chipirones en su tinta, deliciosos con arroz blanco.

Actualizado: 24 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD