Google+
YouTube

Dieta y nutrición

Cómo comprar pescado
Escrito por Adriana Hernández, periodista experta en nutrición
Si quieres hacer una buena pesca en el mercado, aprende a discernir el pescado blanco de azul, saber qué parte comprar en función del plato a cocinar o conocer qué pescados están de temporada.

Las partes del pescado

Aunque varía mucho si hablamos de unos peces o de otros, para que te sea más fácil los hemos dividido en tres segmentos: cabeza, cuerpo y cola.

La cabeza

Se divide en los ojos, la boca y las branquias o agallas. Para realizar una buena compra en fresco, fíjate que los ojos sean brillantes y salientes y el iris no debe estar ensangrentado. Las agallas deben ser rosadas o de un rojo intenso, húmedas y brillantes y se tienen que resistir al abrirse. Normalmente, le pedirías al pescadero que te limpie el pescado de piel, espinas, escamas y que le quite la cabeza y la cola. A no ser que vayas a hacer una sopa de pescado, entonces (si no te da asco) deja la cabeza y la espina, le dará sabor.

El cuerpo

Encontrarás los lomos del pescado, las espinas, la piel, las escamas y las diferentes aletas. Cuando lo compres fresco, fíjate que esté arqueado y rígido, con las escamas bien unidas entre sí y brillantes. La piel, mejor húmeda, sin arrugas o manchas. Las aletas tienen que estar tiesas, las escamas relucientes y la carne del pescado dura. Debe oler bien, nunca a amoniaco. Es la parte más consumida del pescado. Si lo prefieres, dile al pescadero que te lo prepare según tu gusto (lomos, tacos, filetes, tiritas, centros, rodajas…).

La cola

Es la parte final del pescado y donde encontrarás la aleta caudal, que es lo que les sirve para impulsarse. No la confundas con la “cola de pescado”, unas láminas transparentes gelatinosas que disueltas en agua sirven para hacer gelatinas o dar consistencia a ciertas preparaciones. Esta sustancia se extraía preferentemente de la vejiga natatoria del esturión, pero también de las cabezas de pescados como el rape o el mero. Desgraciadamente, esta parte del pescado no se suele utilizar para ninguna preparación.

 

Temas en este artículo

Actualizado: 17/05/2011

PUBLICIDAD

Entrevista

Dra. Rosa Calvo y Dra. Carmen Gómez

Expertas en trastornos alimentarios

“Detrás de los trastornos alimentarios hay una vulnerabilidad muy grande, y un perfil de mujer muy autoexigente consigo misma, y que siente que no da la talla”

 

5% se puede reducir el colesterol con una porción de legumbres al día

Esta disminución en el colesterol LDL (el malo) significaría, además, una reducción de un 5-6% del riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular.

Fuente: 'Centro de Nutrición Clínica y Modificación de Factores de Riesgo del Hospital St. Michael (Canadá)'

 

PUBLICIDAD