PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

Asocian consumo de café y menor riesgo de melanoma

Un nuevo estudio asocia el consumo de café, que ya se había relacionado con una disminución del riesgo de desarrollar diabetes o algunos tipos de cáncer, con un menor riesgo de sufrir un melanoma maligno.
Mujer con una taza de café

Diversos estudios asocian el consumo de café con un menor riesgo de sufrir ciertas enfermedades

23 de Enero de 2015

Hace años que se estudian los beneficios del café para la salud, y numerosas investigaciones han relacionado un consumo moderado de esta bebida con una disminución del riesgo de desarrollar diversas enfermedades, desde diabetes, a ciertos tipo de cáncer de colon, estómago, próstata o endometrio. Ahora, un nuevo estudio también ha asociado el consumo de café con un menor riesgo de sufrir un melanoma maligno.

Un grupo de científicos liderados por la Dra. Erica Loftfield, de la División de Epidemiología y Genética del Cáncer y del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, analizaron datos del Estudio de Dieta y Salud NIH-AARP para comprobar si existía una asociación entre el consumo de café y el riesgo de melanoma cutáneo.

Las personas que tomaban cuatro o más tazas de café con cafeína tenían hasta un 20% menos riesgo de sufrir un melanoma maligno

En la investigación, que se ha publicado en JNCI: Journal of the National Cancer Institute, se emplearon los datos de 447.357 personas de raza blanca no hispana, que al inicio del estudio no padecían cáncer, que respondieron a un cuestionario detallando la frecuencia con la que consumían los alimentos, y a los que se realizó un seguimiento medio de diez años.

Los autores del trabajo ajustaron los resultados teniendo también en cuenta factores como la exposición de los sujetos a la radiación ultravioleta ambiental, su edad, sexo e índice de masa corporal, su consumo de alcohol y tabaco y la actividad física que practicaban.

Se observó que un mayor consumo de café se asociaba inversamente con el riesgo de desarrollar un melanoma maligno, y que los que ingerían cuatro o más tazas de café con cafeína –y no en el caso de que fuera descafeinado– tenían hasta un 20% menos riesgo de sufrir esta enfermedad. El efecto protector se incrementaba a medida que subía el consumo desde una taza o menos, hasta cuatro tazas o más.

Aunque según los científicos, estos efectos podrían no ser iguales en otras poblaciones, y es necesario realizar nuevas investigaciones, los resultados muestran que las modificaciones en el estilo de vida pueden tener un impacto significativo sobre la morbilidad del melanoma.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD