PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

Asocian el tipo de dieta y la función pulmonar en EPOC

Una alimentación saludable que incluya pescado, frutas y productos lácteos, mejora la función pulmonar y reduce ciertos marcadores inflamatorios en los pacientes de EPOC, según ha comprobado un nuevo estudio.
Dieta basada en pescado

Una dieta rica en pescado, fruta y lácteos es ideal para pacientes de EPOC

23 de Mayo de 2014

Una alimentación saludable que incluya pescado, frutas y productos lácteos mejora la función pulmonar de los pacientes con EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica), según ha relevado un nuevo estudio que han realizado investigadores de Estados Unidos y Europa.

La investigación tenía el objetivo de evaluar la relación entre el tipo de dieta y el desarrollo y progresión de esta enfermedad, ya que los hábitos alimenticios son un factor de riesgo que es posible modificar, y que ya se ha comprobado que influye significativamente en la aparición y agravamiento de numerosas patologías.

Los autores del trabajo utilizaron los datos de la dieta de más de dos mil pacientes de EPOC que participan en Evaluation of COPD Longitudinally to Identify Predictive Surrogate Endpoints Study (ECLIPSE), un estudio diseñado para averiguar cómo evoluciona la EPOC e identificar biomarcadores relacionados con esta patología.

Los pacientes de EPOC que afirmaron haber comido pescado, plátanos, pómelos o queso en las últimas 24 horas presentaban una mejoría en la función pulmonar

Los participantes en el nuevo estudio aportaron información sobre los alimentos que consumían durante un periodo de tres años, y detallando la cantidad de cada uno de los alimentos que habían tomado durante las últimas 24 horas.

Los científicos analizaron mediciones específicas de la función pulmonar normal de cada grupo de pacientes, e incluyeron en su análisis puntuaciones obtenidas en la prueba de caminata de seis minutos y el Cuestionario Respiratorio de St. George (SGRQ), además de biomarcadores inflamatorios, y tuvieron en cuenta datos como sexo, edad, IMC (índice de masa corporal), y tabaquismo.

Los resultados mostraron que los pacientes que habían referido la ingesta reciente de pescado, plátanos, pómelos o queso, presentaban una mejoría en la función pulmonar, mejores puntuaciones en la prueba de caminar seis minutos y en la SGRQ, menos enfisema, y una reducción en determinados marcadores inflamatorios que se asocian a una mala función pulmonar, como la proteína C-reactiva.

Corinne Hanson, la autora principal del estudio, ha explicado que su trabajo demuestra que la dieta saludable tiene efectos positivos e inmediatos sobre la función pulmonar, así como la conveniencia de que estos pacientes reciban asesoramiento dietético y nutricional.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

70%
de los mayores de 50 años reconoce no tener un peso saludable
'Fuente: 'Informe “Cigna 360 Wellbeing Survey”''